Top
ViveUVM / Entretenimiento  / ¿Por qué Arya Stark venció al Rey de la Noche? La historia de nuestra heroína favorita
Arya Stark

¿Por qué Arya Stark venció al Rey de la Noche? La historia de nuestra heroína favorita

Años de espera llegaron a su fin la noche del domingo, cuando, por fin, fuimos testigos de la batalla de Winterfell y la gran ganadora de la noche fue Arya Stark, quien demostró que años de intenso entrenamiento tienen grandes resultados.

 

Desde el primer capítulo de la primera temporada de GoT, la pequeña lobo se ganó nuestros corazones. La vimos enfrentarse a grandes dificultades y protagonizar escenas icónicas de la historia. Lo que no esperábamos (un poco sí) era verla salvar a todos en la batalla más importante de la serie (gracias por nada Jon Snow).

 

 

¿Por qué Arya Stark venció al Rey de la Noche?

 

Gritos de emoción y saltos de alegría fueron los que dimos durante el episodio 3 de la octava temporada, cuando después de una larga batalla, en donde juramos nadie sobreviviría, Arya Stark salvó a todos.

 

Casi inmediatamente las dudas comenzaron a surgir y muchos no se explicaban como la más joven de los Stark venció de forma tan simple al mayor enemigo de Poniente. Tenemos que aclarar que no lo logró de una forma sencilla, para comprobarlo solo basta echarle un vistazo a la historia de Arya Stark.

 

Sus primeros años, la joven lobo vivió en Invernalia junto a sus padres, estudió bajo la tutela de la septa Mordane, encargada de enseñarle las costumbres de las señoritas. Sin embargo, desde muy joven Arya mostró sus inquietudes en la lucha.

 

Por esta razón, su hermano, tu no sabes nada, Jon snow decidió regalarle una espada a la que ella llamó Aguja. Este fue el inicio de un largo camino en el entrenamiento de la Stark más joven.

 

 

La Danza del Agua

 

 

Durante su estadía en King’s Landing, su padre, Ned Stark al ver las inquietudes de su hija contrató a Syrio Forel para que le enseñara la técnica de esgrima originaria de Braavos llamada Danza del Agua.

 

Esta técnica tiene varias premisas que sus practicantes deben de seguir:

 

  • Silencioso como una sombra
  • Rápido como una serpiente
  • Resbaladizo como una anguila
  • Inerte como una roca

 

Estos fueron los primeros lineamientos a los que Arya Stark se apegó en su entrenamiento, así a los 11 años no solo aprendió a usar una espada, también como moverse en completo silencio y controlar el miedo.

 

Después de la muerte de su padre, Arya viaja hacia el norte junto a un grupo de reclutas de la guardia de la noche, en donde conoce a Jaqen H’ghar, uno de los hombres sin rostro de la isla de Bravoos, a quien le salvó la vida.

 

Después de esto, Jaqen H’ghar asesina a 3 hombres en nombre de Arya y le ofrece enseñarle el arte de la muerte si viaja con él. Ella se niega pero esta no será la última vez que se tope con los hombres sin rostro.

 

 

Su siguiente maestro fue Sandor Clegane, mejor conocido como El Perro, con quien viajó en busca de algún familiar vivo que pudiera pagar una recompensa por ella. Con el sin duda aprendió algunas técnicas de batalla y supervivencia, pero lo más importante que aprendió en este tiempo fue a perder el recelo a matar.

 

A partir de su tiempo con El Perro, Arya Stark aprendió a poner la supervivencia sobre la compasión.

 

 

TAMBIÉN LEEN: La relación tóxica amor-odio de fans de GoT con Jon Snow

 

 

Los Hombres sin Rostro

 

 

Fue entonces cuando llegó a la puerta de los Hombres sin Rostro. Este es la congregación religiosa más temida y admirada en Bravoos, nació como un grupo de élite dentro de los seguidores del Dios de Muchos Rostros (el dios de la muerte) y se rigen según la frase: “Valar Morghulis” que significa “todos los hombres deben morir”.

 

Su entrenamiento se basa en descartar su verdadera identidad en un sentido nihilista, pensando en sí mismos como “nadie”. Esto los ayuda a utilizar todos sus sentidos para crear disfraces, mimetizándose completamente con su actuación, lo que da la impresión de que cuentan con habilidades mágicas.

 

La técnica más conocida de disfraz en los hombres sin rostro es la utilización de máscaras creadas con los rostros de las personas que murieron por sus manos. La muerte es uno de los pilares más importantes para los Hombres sin Rostro, por eso, cuando Arya toma una vida sin autorización, durante su entrenamiento es castigada con la ceguera.

 

En este punto de la historia de Arya Stark, la joven lobo se encuentra en Bravoos, completamente ciega entrenando en la orden de los Hombres sin Rostro.

 

Debido a su ceguera, Arya aprende luchar con sus otros sentidos y se convierte en una verdadera Mujer sin rostro. Aún bajo este duro entrenamiento nuestra heroína favorita no quiere perder su identidad Stark y regresa a Winterfell justo a tiempo para la gran batalla contra los caminantes blancos.

 

 

Como ves, la historia de Arya Stark desde los 11 hasta los 18 años no ha sido un paseo por el parque. Durante años se ha entrenado hasta llegar a convertirse en una guerrera, letal, escurridiza y, sobretodo, mortal.

 

 

SIGUE LEYENDO: Quién es quién en GoT: la historia de la casa Targaryen