Top
ViveUVM / Entretenimiento  / ¡Dracarys! La historia de los dragones en Game of Thrones
dragones en Game of Thrones

¡Dracarys! La historia de los dragones en Game of Thrones

Los dragones en GoT fueron de las razones más poderosas que nos mantuvieron enganchados a esta serie. Pero,  ¿te has preguntado de dónde vienen los dragones en Game of Thrones? Drogon, Rhaegal y Viserion no fueron los primeros en la historia de Poniente, por eso nos dimos a la tarea de investigar el origen de estos fabulosos seres.

 

Cinco mil años antes de la llegada de la Madre de Dragones, la Antigua Valyria era la capital del mundo conocido y era famosa por los grandes dragones que surcaban los cielos. Esta indiscutible fortaleza colocaba a los habitantes de esta ciudad como seres casi invencibles capaces de dominar el continente.

 

Aunque la historia de los dragones en Game of Thrones no comienza aquí.

 

 

La historia de los dragones en Game of Thrones

 

 

Según la antigua leyenda de Essos, al principio existían dos lunas, ambas eran enormes huevos llenos de dragones. Sin embargo, un día una de las lunas explotó y arrojó a los dragones cerca del sol. Al rozar con el sol, los dragones bebieron sus llamas y a partir de ese instante lograron escupir fuego de sus fauces.

 

Según se sabe, los primeros en encontrar a los dragones fueron los valyrios, quienes descubrieron a estos “lagartos escupe-fuego” en las profundidades de las cavernas de Catorce Llamas, una cadena de volcanes cercana a Valyria.

 

Después de unos años, los valyrios descubrieron la forma de domar a los dragones y utilizarlos como arma de guerra, lo que les permitió convertirse en los líderes del continente.

 

Valyria dominaba Essos y era gobernada por los poderosos Señores Dragón, un grupo de familias expertas en el control de dragones. Una de estas familias, no la más poderosa, era la famosa familia Targaryen. Por miles de años la situación se mantuvo así, hasta la Maldición de Valyria.

 

La Maldición de Valyria fue un extraño suceso, hasta ahora desconocido, en el que murieron la mayor parte de los habitantes de Valyria, incluidos los dragones. Esto parecía ser el fin de los poderosos animales; sin embargo, una familia logró huir.

 

Doce años antes de la Maldición, Daenys Targaryen tuvo un sueño premonitorio, su ciudad sería destruida y todos en ella morirían. En ese momento Daenys la soñadora se lo contó a su padre y este decidió mudarse a Rocadragón para salvaguardar a su familia.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Historia de la casa Stark

 

 

 

Por supuesto, los Targaryen no podían dejar atrás a sus cinco dragones, quienes rápidamente se instalaron en Poniente.

 

Cien años después de la Maldición que destruyó Valyria, solo quedaba uno de los dragones que habían llevado con ellos; sin embargo, en este tiempo habían nacido dos nuevos dragones que los ayudarían a conquistar los 7 reinos.

 

Después de la conquista, los Targaryen construyeron Pozo Dragón, un espacio pensado para mantener a los dragones lejos de la multitud. Durante los primeros 150 años del reinado de la casa valyria, mantuvieron hasta 19 dragones en esta edificación.

 

 

Sin embargo, años más tarde un conflicto de sucesión llevó a los Targaryen a comenzar una guerra entre ellos, en la cual la mayor parte de sus dragones murieron. A partir de ahí la historia de los dragones en Game of Thrones fue en declive.

 

Todo parece indicar que estas poderosas bestias no fueron creadas para mantenerse en cautiverio, pues esto provocaba que no se desarrollaran. Con el paso del tiempo, los dragones Targaryen murieron y los recién nacidos eran cada vez más débiles.

 

Esto llevó a la extinción de los dragones y durante siglos se comenzó a creer que jamás volverían a verse sobrevolar una ciudad.

 

 

Pero la historia de los dragones en Game of Thrones nos tenía preparada una sorpresa cuando la más joven de los Targaryen entra al fuego con tres huevos de dragón petrificados y sale con tres pequeños dragones recién nacidos, suceso que la coronó como la Madre de Dragones.

 

 

Los dragones de Daenerys, a diferencia de los de sus antepasados, no se encontraban enfermos desde el nacimiento y no poseían ninguna deformidad, por lo que lograron desarrollarse con fuerza y convertirse en las tres armas que le permitieron conquistar Poniente.

 

 

Pero esa ya es otra historia.

 

 

SIGUE LEYENDO: La historia de la casa Targaryen