Top
ViveUVM / Entretenimiento  / ¿Quién vigila a los Vigilantes? la historia tras la frase de Watchmen
frase de Watchmen

¿Quién vigila a los Vigilantes? la historia tras la frase de Watchmen

Quis custodiet ipsos custodes? Cada semana nos enganchamos más y más a la nueva serie de superhéroes de HBO y por ello hemos decidido investigar un poco más sobre la frase de Watchmen que inspiró la creación de esta historia, una expresión que guarda una historia más larga de lo que te imaginas.

 

En nuestras series y películas favoritas es común toparnos con frases interesantes que guardan un significado muy especial para la historia y que muchas veces están relacionadas con la literatura o la filosofía.

 

En la historia que creó Alan Moore esto no es excepción y la frase elegida es tan relevante que incluso dio pie al título de la serie.

 

 

La frase de Watchmen más importante para su historia

 

 

“Quis custodiet ipsos custodes?” Seguro te estarás preguntando qué tiene que ver esta famosa frase con el título de los cómics, pues es muy simple. Esta antigua frase en latín del escritor Juvenal que en español diría “¿Quién vigila a los vigilantes mismos?”.

 

La frase de Watchmen que tanto ha rodado por las redes ultimamente tiene sus inicios en las Sátiras de Juvenal escritas a finales del siglo I, cuando el autor decidió hacer referencia en su obra a la fidelidad y moralidad del matrimonio.

 

Para explicarlo un poco mejor, en esta sátira Juvenal lanza una dura crítica al adulterio, sobre todo a las mujeres casadas que son infieles. Pero los hombres no salen ilesos.

 

Te daremos un poco de contexto para que entiendas mejor cómo surgió esta frase de Watchmen. En la antigua Roma las mujeres eran legalmente dependientes de los hombres, no podían poseer tierras o dinero y sus esposos, padres o hermanos eran considerados sus tutores.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Quién es quién en la serie Watchmen

 

 

En este contexto, Juvenal considera a los esposos “vigilantes” de las acciones inmorales de las mujeres y utiliza la frase “quis custodiet ipsos custodes?” para señalar que, si bien los hombres supervisaban las acciones de sus esposas para evitar que ellas cometieran “actos inmorales”, no había nadie vigilando a los maridos para evitar que ellos mismos cayeran en estos errores.

 

“¿Quién vigilará a los vigilantes?” Por supuesto en Watchmen este no es para nada el sentido que tiene la frase, con los años esta frase se fue ampliando de contexto. Ya no solo se usaba para hablar de la relación marido-esposa, sino de toda aquella en la que el poder recayera en uno de los lados, el ejemplo más conocido era el de los gobiernos.

 

Utilizando a los gobernantes en el papel del esposo y al pueblo en el de la mujer, la frase de Watchmen comenzó a utilizarse cuando se buscaba cuestionar a la autoridad.

 

 

De la sátira al cómic

 

 

Por eso, cuando en Alan Moore la escuchó en inglés “Who watches the watchmen?” lo llevó a pensar en una figura capaz de vigilar a los poderosos y que se encargará de las injusticias que causa el abuso de poder. Así surgieron los cómics de Watchmen, una saga un poco diferente a lo que se había publicada antes.

 

Esta historia no nos muestra a seres superpoderosos con moral perfecta que luchan contra personajes totalmente opuestos a ellos, al contrario. Alan Moore vio a los superhéroes como otra parte de estos “vigilantes” que no tienen una figura que se asegure que no caigan en aquello de lo que reniegan.

 

Por eso en su obra veremos a los “héroes” jugando al margen de la ley y escondiendo los errores del sistema judicial del que ellos también forman parte.

 

No te daremos spoilers sobre la serie de HBO pero te podemos decir que cada frase, vestuario y acción tiene una gran historia detrás, como es el caso de esta frase de Watchmen.

 

 

Si aún no has visto la serie te dejaremos por aquí esta nota en la que te explicamos un poco sobre los personajes de la película que aunque no aparecen en la serie (algunos de ellos) tienen una relación muy directa con todo lo que verás en pantalla.

 

 

TAMBIÉN LEE: 6 datos curiosos de Watchmen, la serie que tienes que ver