Top
ViveUVM / Entretenimiento  / La verdad detrás de la historia de Ted Bundy
historia de Ted Bundy

La verdad detrás de la historia de Ted Bundy

La historia de Ted Bundy nos recuerda que nunca sabemos quién puede resultar un psicópata. Y otro fenómeno aún más preocupante, la idealización y normalización de la violencia.

 

Seguramente ya has escuchado el nombre de Ted Bundy, desde hace unos meses este asesino volvió a dar de qué hablar gracias a la serie y la película que han hecho sobre él.

 

La pregunta probablemente es, ¿por qué tanto revuelo? tal vez porque se ha catalogado como uno de los peores asesinos seriales de la historia y aún así nadie podría haberlo sospechado; pues, en pocas palabras era encantador.

 

 

La verdadera historia de Ted Bundy

 

“Queremos creer que podemos identificar a las personas peligrosas, pero lo más aterrador es que no podemos. Las personas no se dan cuenta de que conviven con asesinos en potencia”

Ted Bundy

 

A pesar de que lo negó muchas veces durante su juicio, Theodore “Ted” Robert Cowell Bundy nació en una familia violenta. En la época de los 40 no estaba bien visto que una mujer soltera fuera madre, por ello los abuelos de Bundy lo hicieron pasar por su hijo hasta los 4 años. En este tiempo fue testigo del extremo abuso que ejercía su abuelo sobre las mujeres de la familia.

 

 

Para los criminólogos y psicólogos que han estudiado este caso este es un foco importante en el desarrollo de su comportamiento psicópata. Descubrir durante la adolescencia que su hermana en realidad era su madre le creó un profundo rencor.

 

Comenzó lentamente, en sus primeros años de adolescencia solía atrapar animales y torturarlos, después comenzó a robar , hasta que en 1974 tenemos su primer víctima conocida, Joni Lenz, una joven universitaria a la que golpeo y violó. Lenz salió viva del ataque; sin embargo, unas semanas después Lynda Ann Healy, de 21 años, no tuvo la misma suerte.

 

 

TAMBIÉN LEE: You, esta serie NO es una historia de amor

 

 

 

La historia de Ted Bundy a tiene dos mujeres importantes, su madre, por quién, como ya habíamos mencionado tenía sentimientos encontrados y Stephanie Brooks, la novia de Ted Bundy mientras cursaba la universidad.

 

Ambas mujeres tenían rasgos físicos en común, cabello largo y castaño, peinado con una línea en medio, estas características se convertirían en un patrón en las víctimas del asesino en serie.

 

Su modus operandi era sencillo, Ted fingía tener algún brazo lastimado y necesitar ayuda. Cuando las chicas se acercaban a él, este las atacaba; por años Ted Bundy secuestró, torturo, violó y mató a sus víctimas sin ser identificado.

 

Hasta que una de ellas logró escapar, el 8 de noviembre de 1974, se hizo pasar por un policía e intento secuestrar a Carol DaRonch. Ella logró escapar peleando y enseguida acudió a la policía para denunciarlo. Al final, debido a la falta de pruebas, no se encontró sospechoso a Bundy.

 

 

Un año después, cuando la policía realizaba revisiones de rutina se topó con el auto de Ted Bundy , quien al verlos se dio a la fuga, lo que levanto sospechas en los oficiales. Después de revisar su vehículo encontraron diferentes herramientas que utilizaba para sus crímenes.

 

En ese momento fue apresado, pero ahí no terminan los crímenes en la historia de Ted Bundy. Durante el juicio, el acusado decidió ser su propia defensa, por lo que el estado le dio una autorización de acudir a la biblioteca del Congreso.

 

Esto lo aprovechó para escaparse en dos ocasiones, en la segunda, se coló en una fraternidad en donde mató a dos estudiantes y atacó a otras dos. Después, golpeó cruelmente a una mujer que vivía cerca del lugar y antes de ser arrestado nuevamente mató y violó a una niña de 12 años.

 

El 31 de julio de 1979 fue declarado culpable de más de 30 homicidios y condenado a la silla eléctrica. Pero la duda aún existe y se especula que el número de víctimas podría sobrepasar las 100, triste pero cierto.

 

Tal vez uno de las características más preocupantes de la historia de Ted Bondy es la facilidad con la que el público femenino pasó por alto los crímenes de Bondy y comenzaron a admirarlo por su aspecto y carisma.

 

Este parece ser un hecho recurrente. Después del estreno de la serie documental, el público comenzó a utilizar Twitter para hablar de las cualidades de este asesino en serie. Las cosas llegaron a tal grado que Netflix se vió obligado a sacar un comunicado pidiendo que no se embellezca este personaje.

 

No es la primera ocasión en la que vemos cómo se puede pasar por alto la violencia de un personaje reconocido, y tampoco ha sido la última. El estreno de la nueva cinta de Zac Efron: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile vuelve a poner en el foco la historia de Ted Bundy y a los crímenes que atemorizaron a una nación.

 

 

SIGUE LEYENDO: Perfil psicológico de Ted Bundy