Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Un modelo matemático construyó el éxito de Liverpool en Champions League
Jurgen Klopp y Liverpool

Un modelo matemático construyó el éxito de Liverpool en Champions League

Ganar la Champions League no fue producto de la casualidad para los Reds. Detrás de ese éxito hay un plan diseñado a partir de un modelo matemático. Un físico de Cambridge y dos colegas científicos fueron los causantes de idear la unión Jurgen Klopp y Liverpool para que ahora el equipo inglés sea el número uno de Europa.

 

 

 

Jurgen Klopp y Liverpool, ecuación de grandes resultados

 

Ian Graham es un doctor en Física Teórica por la Universidad de Cambridge contratado como director de análisis por el multimillonario John W. Henry, propietario del club, para que sus conocimientos matemáticos sobre datos concretos le permitieran elaborar un mapa para conformar el mejor plantel para ganar la Champions League.

 

 

 

 

Los números mandan

 

 

 

También dueño del equipo de béisbol Medias Rojas de Boston, con el que ha conquistado Series Mundiales, John W. Henry es un aficionado de las estadísticas avanzadas y cree absolutamente en ellas para lograr excelentes resultados, así que empezó a usarlas en el futbol en cuanto compró al Liverpool en 2010.

 

Luego de familiarizarse con el futbol, de estudiar cómo se juega en Inglaterra y de analizar cuántos millones de dólares invierten los equipos europeos para pelear la Orejona, Henry buscó a Graham para que le ayudara a encontrar director técnico y jugadores idóneos para regresar a los Reds al primer plano de clubes históricos.

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR: El héroe y villano de la Champions que se salvó de Chernobyl

 

 

 

 

Graham se puso a trabajar en un modelo que eliminó todos los elementos aleatorios que existen en el futbol. Se fue a datos concretos. Pero no lo hizo solo, tuvo dos aliados. Para dar con la fórmula del éxito entre Jurgen Klopp y Liverpool, Graham montó un laboratorio en el centro de entrenamientos de Melwood.

 

Allí laboró junto a los dos colegas a los que les pidió se sumaran al proyecto: Dafydd Steele (campeón de ajedrez con posgrado en matemáticas) y Will Searman (doctor en Física por Harvard y ex integrante del equipo de la Organización Europea para la Investigación Nuclear que descubrió el bosón de Higgs).

 

 

 

 

Searman se dedicó a calcular calidad de movimientos sin balón y calidad de pases con una base de datos que incluía más de 100 mil jugadores de todo el mundo. Steele se encargaba de desglosar y depurar esas estadísticas con detalles como velocidad, rendimiento, edades.

 

Con todo lo anterior, Graham se centró en identificar opciones de nombres que debían reforzar al club. Primero le sugirió a Henry que debía fichar a Klopp, un entrenador que no había tenido buena suerte en su primera temporada con Borussia Dortmund en Alemania, pero con números increíbles. Henry le hizo caso.

 

Una vez presentado en el club, Klopp recibió la visita de Graham, quien le entregó una carpeta repleta de los métodos empleados para proponerle a los futbolistas que debía contratar para hacer del Liverpool un equipo competitivo. Para esto, Graham nunca vio un solo partido del Borussia Dortmund, se basó en los datos numéricos.

 

El entrenador confió en este tipo de análisis. Junto a Graham, Searman y Steele especificaron a tipos como Salah, Firmino, Mané, Van Dijk, Robertson y Wijnaldun para reforzar el estilo del director técnico y que se ajustaban a la potencia numérica positiva que generó en Alemania con Dortmund.

 

 

 

 

Desde entonces, la ruta entre Jurgen Klopp y Liverpool para alzar la Orejona ha sido con un subcampeonato de Europa League, un subcampeonato de Champions League, un subcampeonato de Premier League. En cuatro años, el objetivo de John. W. Henry por devolver grandeza en Anfield se está cumpliendo.

 

 

TE RECOMENDAMOS LEER: Ellas fueron las artistas que tocaron el himno de la Champions