Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Billy Milligan, el hombre de las 24 personalidades que fragmentó a Kevin W. Crumb
Kevin Wendell Crumb y Billy Milligan

Billy Milligan, el hombre de las 24 personalidades que fragmentó a Kevin W. Crumb

Seguramente después de ver Fragmentado te quedaste intrigado por la idea de que exista alguien en el mundo con 24 personalidades distintas. Y sí, la hubo. De hecho fue quien sirvió de ejemplo para que James McAvoy diera vida al personaje de la película. Aquí te traemos la relación entre Kevin Wendell Crumb y Billy Milligan.

 

 

Kevin Wendell Crumb y Billy Milligan, unidos por el mismo problema

 

El nexo entre estos dos individuos vincula a la ficción con la realidad gracias a un suceso verídico que puso sobre la mesa la importancia de la salud mental. Uno de ellos fue creado con base en el otro a partir de un hecho insólito ocurrido en Ohio, Columbus, a finales de la década de los setenta.

 

 

 

Un caso único en materia de justicia

 

 

El secuestro y violación de tres mujeres en inmediaciones de la Universidad Estatal de Ohio en 1977 llevó a la detención de William Milligan, a quien le decían Billy. Culpable de los hechos tras aceptar que lo hizo porque una parte de su ser necesitaba afecto, su captura desconcertó desde el principio a las víctimas y autoridades por un raro comportamiento.

 

Durante el traslado en la patrulla a la sede de policía de Columbus, mientras el supervisor de investigaciones le leía sus derechos a Billy, éste actuó como si estuviera poseído por diversas conductas de habla y modales, lo que causó confusión en el agente porque no sabía a qué o a quién se dirigía.

 

Mientras tanto, una de las víctimas relató en su denuncia que fue agredida por un tipo que dominaba a la perfección el idioma alemán. Este alegato contrastó con la acusación de otra víctima, quien narró haber sido tratada con amabilidad y ternura en inglés al ser violada. Algo no estaba bien en el hilo de las averiguaciones.

 

 

TE RECOMENDAMOS: Quién es quién en las personalidades de Kevin Wendell Crumb

 

 

 

 

 

Billy fue sometido a valoraciones médicas, fue examinado por psiquiatras y analizado por su defensa de oficio. Descubrieron que estaban ante un hombre con severos problemas mentales de locura. Los abogados de Milligan así se lo informaron a la fiscalía, que a su vez desestimó la versión por considerar que se trataba de una tontería.

 

Pero un informe psiquiátrico posterior y el juicio por los delitos cometidos abrieron los ojos de los fiscales para corroborar lo que vincula a Kevin Wendell Crumb y Billy Milligan: un hombre con 24 personalidades distintas. Luego de estudios efectuados por el Harding Hospital en Worthington, se diagnóstico trastorno de personalidad múltiple en el acusado.

 

Lo anterior motivó a que el juez declarara inocente a Billy por concepto de locura y lo envió a un instituto de psiquiatría para que fuera atendido. Esta decisión de la justicia estadounidense marcó un antes y después en la historia por tratarse de la primera persona en obtener su libertad por alegar personalidad múltiple.

 

 

 

Una novela y una película

 

 

El vínculo Kevin Wendell Crumb y Billy Milligan llegó a su punto crucial con la realización de Fragmentado, película que se basó en la novela de no ficción The minds of Billy Milligan, escrita por David Keyes, donde describe y desglosa las 24 personalidades que poseía.

 

Una de las personalidades descritas es la de Adalana, una mujer lesbiana, poeta y solitaria, que orquestó los secuestros y las violaciones de las tres mujeres en Ohio porque se sentía sola. La única manera de cubrir su vacío era con cariño femenino, así que lo tomó por la fuerza. En ella se moldeó el personaje de Patricia interpretado por James McAvoy.

 

 

Milligan murió en 2014. El precedente de su caso, además del veredicto judicial, se nutrió con información psiquiátrica acerca de la división de su personalidad en 24 seres distintos. ¿La causa? Abuso sexual infantil y torturas por parte de su padrastro. Como mecanismo de defensa, la mente se fragmentó.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Los escalofriantes casos del síndrome de Munchausen por poderes