Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Lo mejor y lo peor de la segunda temporada de CAOS
segunda temporada de CAOS

Lo mejor y lo peor de la segunda temporada de CAOS

Netflix se llenó de magia este fin de semana con el regreso de nuestra bruja adolescente favorita (o tal vez no, ejem, Madison Montgomery). Por supuesto, no nos pudimos resistir y nos dimos a la tarea de recopilar qué es lo mejor y lo peor de la segunda temporada de CAOS.

 

¡Alto ahí, mortal! Antes de que inicies con la lectura de esta crítica debemos advertirte que contiene spoilers, muchos spoilers.

 

Largos fueron estos seis meses que tuvimos que resistir para saber qué ocurriría con nuestra querida Sabrina Spellman pero tal parece que la espera valió la pena porque la segunda temporada de Chilling Adventures of Sabrina nos dejó con ganas de más.

 

 

Lo mejor y lo peor de la segunda temporada de CAOS

 

 

Recapitulemos un poco de lo que habíamos visto en la temporada pasada. Sabrina Spellman era una inocente joven medio bruja, medio mortal que vivía feliz en Greendale. Hasta que en su décimo sexto cumpleaños se le ordena elegir entre su mitad mortal y su mitad bruja.

 

Si Sabrina decide convertirse en una bruja de tiempo completo, deberá firmar un libro en el que se compromete a entregar su alma y servir al Señor Oscuro aka Lucifer. Mucho pasa en el camino, uno que otro muere pero al final Sabrina firma el libro.

 

Así es como llegamos a la segunda temporada en la que ahora Sabrina ya es una bruja full time, terminó con su novio y asiste a una nueva escuela.

 

 

Lo mejor de la segunda temporada de CAOS

 

 

La historia: Si hay algo que tenemos que reconocerle a la segunda temporada de Sabrina es que el desarrollo de la historia ha tenido una gran mejora.

 

La temporada pasada tuvieron un exceso de capítulos relleno y momentos sin mucho interés. Afortunadamente la historia no se repitió en la segunda parte y la mayor parte de los episodios tienen una secuencia coherente e interesante para la historia (no todos, pero sí la mayor parte).

 

Además, el curso que tomó la trama para darle sentido a todos los sucesos de la temporada pasada fue muy bien llevado. Cuando se descubre que Sabrina estaba destinada a realizar una sátira de los milagros de Jesús los puntos se unen de manera natural y la historia cobra más sentido, en realidad, hasta se vuelve más interesante.

 

 

La lucha de géneros. Si eres uno de los fanáticos de AHS probablemente estés acostumbrado a ver un aquelarre dirigido por mujeres que exalta el poder femenino (que es lo más común en la mitología de las brujas).

 

Sin embargo, en Sabrina vemos algo muy diferente que llega a chocar con nuestros conocimientos previos, esto lo podemos entender un poco ya que la Iglesia de la Noche es una clara contraposición a la estructura de la mayoría de las religiones cristianas, todas lideradas por hombres.

 

Por eso nos parece muy interesante que al final de esta temporada se hable de iniciar una nueva religión con Zelma a la cabeza como suma sacerdotisa y adorar a Lilith, eso ya tiene mucho más cercanía al mundo de las brujas.

 

La pareja de Sabrina y Nick Scratch. El amor está en el aire y este romance es mucho más interesante que el que tenía la bruja con el clásico protagonista Harvey. Nick, además de agregar misterio a la historia, es capaz de apoyar a Sabrina en sus decisiones, entender sus cambios y no tratar de controlarla o subestimarla.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Te contamos por qué abril será el mejor mes del 2019

 

 

Lo peor de la segunda temporada de CAOS

 

 

La bipolaridad de sus personajes: Lo más flojo en el guion es el desarrollo de los personajes y nadie lo puede negar, estos cambian de opinión más que de vestuario y sus reacciones no tienen mucha lógica.

 

En un capítulo Harvey está tranquilo y resignado con todo lo que ha sucedido con Sabrina y al siguiente le guarda rencor, no confía en ella y le echa en cara todos sus errores. What?

 

Lo mismo ocurre con los demás personajes, no tienen una personalidad muy definida y sus acciones cambian o se amoldan con calzador al transcurrir de los hechos, lo cual es bastante tramposo.

 

 

El romance entre Harvey y Roz: Si hablamos de parejas forzadas esta tiene que entrar al top de la lista. De un segundo a otro se coquetean, al siguiente se besan y de pronto ya se aman, ¿cómo es eso?

 

Suponemos que los escritores querían meter más tensión en Sabrina y además evitar que Harvey saliera del círculo de amigos de la protagonista, y qué mejor forma que hacerlo el novio de su amiga.

 

Lucifer: Siempre hemos pensado que el diablo es un ser poderoso y maestro del engaño, por lo menos eso es lo que nos da a entender la primera temporada. Sin embargo, al final de la segunda temporada de CAOS descubrimos que Satanás es medio tonto y cualquiera puede engañarlo.

 

Además está el hecho de que parece incapaz de distinguir entre simples humanos, brujos o los demonios más poderosos del infierno, una simple máscara puede engañarlo (necesita hablar con los sayayin para que le presten un lector de ki o algo).

 

 

Para finalizar debemos hablar del musical. No nos malinterpreten, la versión que crearon de “Masquerade” de El Fantasma de la Ópera es buena, pero la escena es muy fortuita y elimina la seriedad del momento.

 

Por si no te habías enterado, Chilling Adventures of Sabrina ya está firmada para una tercera y cuarta temporada y esa es una muy buena noticia porque seguro tú también quieres saber si Sabrina será capaz o no de recuperar a Nick.

 

 

TAMBIÉN LEE: ¿Qué pasa con la madre de Sabrina según los cómics?