Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Películas de terror que se convirtieron en maldiciones de la vida real
maldiciones de películas de terror

Películas de terror que se convirtieron en maldiciones de la vida real

Por si acaso tienes contemplado actuar, dirigir o producir cine de horror, ¡piénsalo dos veces! Sin invocarlo, te puedes introducir en mundos oscuros que parecen reclamar a la mala algunos temas escabrosos. Checa algunas maldiciones de películas de terror y el legado escabroso que dejó al equipo de producción y casting.

 

 

Las maldiciones de películas de terror más famosas

 

Pasan los años y continúan llamando la atención, tanto por la calidad de sus guiones como por las tragedias que rodearon su filmación y exhibición. Han sido incluso declarados títulos “malditos” por lo que repercutieron en pantalla y fuera de ella.

 

 

El bebé de Rosemary

 

 

Obra maestra del terror psicológico, este filme de 1968 trajo consecuencias trágicas para quienes trabajaron en él. La trama aborda cómo es el proceso de embarazo en una mujer elegida por satanistas para engendrar al hijo del diablo. El tema provocó molestia, especialmente entre quienes practicaban el satanismo, ya que ventiló algunos de sus rituales.

 

El productor William Castle se enfermó de los riñones repentinamente tras amenazas de grupos satánicos. El musicalizador Krzysztof Komeda sufrió un accidente carretero en Los Ángeles, California, y murió. Pero lo más sonado fue el asesinato de Sharon Tate, esposa del director Roman Polanski, a manos de seguidores de Charles Manson, satanista que odiaba la movie.

 

Ojo al dato: en uno de los departamentos que sirvieron de locación vivió Aleister Crowley, brujo ligado a la magia negra, considerado guía espiritual por quienes creían en el ocultismo.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo funcionan los viajes en el tiempo en Dark?

 

 

El exorcista

 

 

Otro clásico del género que trajo consigo una de las maldiciones de películas de terror más famosas hasta la fecha. Desde que se comenzó a rodar hubo una serie de accidentes que afectaron a gran parte del equipo, entre ellos a la protagonista Linda Blair, quien personificó a una chica poseída por el demonio.

 

El arnés con que se colgó a Blair se rompió y sufrió severas lesiones en la columna vertebral. Además, el mismo día en que se inició la filmación, su abuelo falleció. Pero no paró ahí: su carrera como actriz prácticamente se acabó con este proyecto, ya que no la contrataban por considerarla “maldita”. Tuvo que ser internada incluso en un hospital psiquiátrico.

 

Ojo al dato: en Londres, Inglaterra, montaron la obra teatral en 1975. Al día siguiente de la primera función, la estelar Mary Ure fue encontrada muerta tendida con los brazos en cruz y ahogada en su propio vómito.

 

 

La profecía

 

 

Un caso más a las maldiciones de películas de terror fue Demian, filme que aborda la aparente felicidad de un matrimonio con su pequeño hijo adoptado, un niño que es ni más ni menos que el mismísimo anticristo. En la cinta este pequeñito, engendro del mal, provoca que su nana se suicide, que un investigador sea decapitado y que el coche de su mamá sea atacado por mandriles en una visita al zoológico.

 

En la vida real, una cadena de sucesos terribles rodearon al filme. La novia del técnico de efectos especiales, por ejemplo, murió decapitada en un accidente automovilístico.

 

La estrella principal, Gregory Peck, sufrió un episodio de terror en un trayecto aéreo: el avión en el que viajaba fue alcanzado por un rayo. El incidente no pasó a mayores, pero Peck generó una aversión a los vuelos. Por otro lado, Harvey Stephens (Demian) desarrolló un carácter violento al grado de ser encarcelado en Inglaterra por golpear ciclistas.

 

Ojo al dato: A&E quiso revivir la historia con la serie Demian como secuela de la película, pero fue un fracaso en su primera temporada y no se renovó con una segunda. Se dice que tocar la figura del Anticristo fue de mala suerte.

 

 

Poltergeist

 

 

La imborrable imagen de una niña tierna abducida por un televisor trascendió de un universo ficticio a hechos terribles en la realidad. Tras ser un éxito en taquilla, la fatalidad persiguió a miembros del reparto. Carreras prometedoras de Hollywood se truncaron por desgracias.

 

Dominique Dunne, hermana de la pequeña en la cinta, fue estrangulada por su novio tras el estreno en 1982. Heather O’Rourke, la niña que da vida al papel estelar, murió a los 12 años de edad por un choque séptico luego de haber culminado la trilogía de esta saga y sin que nadie detectara que padecía un problema digestivo que requería atención médica.

 

Ojo al dato: En 2015 se lanzó un remake que no pegó a nivel comercial y fue considerado un churro. Se sumó a la lista de fracasos que fueron la segunda y tercera parte.

 

 

A estas maldiciones de películas de terror seguro se sumarán otra más en próximos años gracias a la variedad de títulos que se producen actualmente. Un ejemplo podría ser con los Warren y sus casos escalofriantes, o bien algo relacionado a la saga de Annabelle.

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Películas de cultos y sectas que te dejarán boquiabierto