Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Esta película se filmó en una zona radioactiva y sus consecuencias fueron fatales
pelicula sobre radioactividad

Esta película se filmó en una zona radioactiva y sus consecuencias fueron fatales

Ahora que la serie Chernobyl de HBO nos lleva a cuestionarnos qué es la radiación y cuáles rincones del planeta afectados por ese grave problema, el tema obliga a remontarnos en el tiempo para hablar de un filme maldito, una película sobre radioactividad que influyó en el suicidio de un actor mexicano.

 

 

Una película sobre radioactividad en el set

 

Fue en 1956 cuando se filmó El conquistador de Mongolia, una producción costosa y de corte histórico que quiso retratar a Genghis Khan, legendario guerrero que fundó el imperio mongol y que dirigió grandes ejércitos en el siglo XIII. Bueno, su realización trajo consigo tragedias por culpa de la radiación.

 

 

Toda una maldición

 

 

Lo que mal empieza, mal acaba. Y para muestra basta esta película producida por el magnate Howard Hughes. El error inicial, y el más grande, fue mortal: elegir como locación una zona con altos índices de radioactividad. De tantas opciones para filmar, entre ellas desiertos de México, optaron por la peor.

 

Escogieron una región desértica de Utah, Estados Unidos, cercana a la frontera con Nevada, donde el gobierno estadounidense efectuó pruebas nucleares. Pese a que gente de la producción sabía de esta situación, se decidió hacer la filmación en ese lugar desestimando las futuras consecuencias.

 

¿Qué pasó? De un total de 220 personas, 91 se enfermaron de cáncer y 46 murieron como consecuencia de lo mismo. Algunas desarrollaron rápidamente el mal y otras tardaron un poco más en reproducirlo. Uno de los más afectados fue el actor mexicano Pedro Armendáriz.

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Chernobyl, el peor desatre nuclear de la historia

 

 

 

Diagnosticado con cáncer de riñón en fase terminal, el ídolo de la época de oro del cine nacional se internó en un hospital de Los Ángeles, California, para tratarse la enfermedad, sin embargo, los dolores que aquejaban su cuerpo lo llevaron a tomar la decisión de suicidarse con un disparo al corazón.

 

Además de él, las actrices Susan Hayward (cáncer de cerebro), Agnes Moorehead (cáncer de pulmón), así como los actores John Wayne (cáncer de pulmón y estómago) y John Hoyt (cáncer de pulmón), fallecieron años después de haber participado en El conquistador de Mongolia.

 

A lo anterior, se suma el fracaso comercial de la película. De hecho, el productor pidió enlatarla para que no se exhibiera debido a que el resultado final le pareció de pésima calidad, y no se equivocó, ya que está incluida en la lista de las 100 peores de la historia.

 

 

 

¿Una película sobre radioactividad? Fuera de la ficción, El conquistador de Mongolia lo fue. Toda la mala fama que adquirió en su época por la maldición a su alrededor, ahora es tema de estudio y análisis por haberse filmado en zona de radiación.

 

 

TE RECOMENDAMOS: Estos son los estrenos de Netflix en junio