Top
ViveUVM / Entretenimiento  / 1917, la película que llegó para robarse el Oscar a mejor película

1917, la película que llegó para robarse el Oscar a mejor película

Las memorias de Alfred Mendes, soldado del ejército británico durante la Primera Guerra Mundial, fueron rescatadas por su nieto, el director de cine Sam Mendes. Una anécdota en especial fue la que llamó la atención del realizador inglés, quien se animó a llevarla del papel a la pantalla con el desarrollo de una historia nominada al Oscar en las categorías de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guion Original. En esta reseña de 1917 date una idea acerca del porqué todo mundo habla de este filme.

 

 

La reseña de 1917, una joya imperdible del 2020

 

Si tu abuelito vive, imagina cómo reaccionaría de verse joven en el cine con un filme basado en una de las tantas historias que te contó cuando eras niño. Sin duda, se conmovería y quizá se pondría a llorar. Bueno, Alfred Mendes no tuvo esa oportunidad, pero su nieto Sam le rinde un homenaje a partir de lo que fue un episodio de su juventud durante la guerra, especialmente por una misión que pocos se atreverían a aceptar.

 

 

 

 

¿De qué va?

 

 

¿Recuerdas a Tommen Baratheon en Game of Thrones? Pues creció y es uno de los protagonistas de este filme. Interpreta a Blake, un soldado británico que es elegido para llevar un mensaje de vida o muerte al Batallón del Regimiento de Devonshire donde su hermano se desempeña como teniente. Tiene que entregarlo lo más pronto posible antes de que mil 600 hombres del ejército inglés caigan en una emboscada de tropas alemanas y sean asesinados.

 

Pero le piden que no vaya solo, que elija a uno de los mejores soldados de su batallón para que lo acompañe, así que deposita su confianza en Schofield (George MacKay), un chico valiente aunque con ciertos temores para encarar la encomienda por el poco tiempo que tienen para cruzar de un lado a otro sin saber a qué adversidades se enfrentarán en el camino.

 

Territorios devastados por los enemigos, campos minados, el clima e incertidumbre por no saber si hay francotiradores ocultos entre los escombros, son algunos de los obstáculos que deben sortear para cumplir con su misión. ¿Lo lograrán? ¿Podrán evitar que mil 600 miembros del ejército británico mueran en una trampa de los alemanes?

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Doctor sueño, la esperada secuela de El Resplandor

 

 

Lo mejor es…

 

 

El diseño de producción junto a los aspectos técnico y visual, especialmente la fotografía. Sam Mendes quiso que la película fuera narrada en un plano secuencia, es decir en una sola toma, sin cortes, lo que implica un trabajo perfecto de la cámara con la iluminación, el movimiento, el cambio de foco y el encuadre. A eso se suma la dosis emocional que imprime el cinefotógrafo Roger Deakins para transmitir miedo, angustia, cansancio y tensión de los personajes desde la lente.

 

 

Lo peor es…

 

 

El único pero que se le puede poner a este filme es precisamente el plano secuencia. ¿Por? Porque puede resultar un poquito incómodo a la vista de quienes estén acostumbrados a películas editadas con demasiados cortes rápidos. Fuera de eso, en esta reseña de 1917 nada se le reprocha.

 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Two lives to save 1600. See #1917movie in select theaters Christmas Day.

Una publicación compartida de 1917 (@1917) el

 

 

Entra a la sala con muchísimas palomitas porque no habrá minuto libre para que te levantes de tu asiento. Con esta reseña de 1917 se te invita a hacerlo porque desde que inicia hasta que termina la película, no hay corte. Tú como espectador acompañarás a Blake y Schofield en la difícil misión de entregar el mensaje e impedir una masacre.  ¿Cuál de ellos personifica a Alfred Mendes? Cualquiera de los dos, ya que el abuelo de Sam Mendes y sus amigos mensajeros fueron los responsables de una encomienda similar en la Primera Guerra Mundial.

 

 

 

Nuestra calificación en escala Lince es:

 

 

 

 

NO DEJES DE LEER: Más allá del cine, la verdadera historia de la mafia italiana