Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Reseña de Ad Astra, un viaje espacial que puede darle el Oscar a Brad Pitt
reseña de Ad Astra

Reseña de Ad Astra, un viaje espacial que puede darle el Oscar a Brad Pitt

Para nada es descabellado considerar a Brad Pitt como candidato a levantar un Oscar en 2020. Puede hacerlo como actor de reparto por su interpretación de un doble llamado Cliff Booth en Once Upon a Time in Hollywood o como mejor actor por su papel del astronauta Joy McBride. Con esta reseña de Ad Astra te darás una idea del porqué puede competir por la estatuilla dorada gracias a la ficción espacial.

 

 

La reseña de Ad Astra, película que catapulta a Brad Pitt

 

reseña de Ad Astra

 

Bien podría resumirse el filme como un viaje introspectivo por el espacio, pero va más allá de eso, y mucho tiene que ver Pitt en su rol de Joy McBride, un hombre al que se le asigna la misión secreta de ir a Neptuno para salvar a la humanidad de unas misteriosas oleadas de energía que causan incendios en la Tierra. En realidad viaja para encontrarse consigo mismo y lidiar con la figura paterna.

 

Su padre, Clifford McBride (Tommy Lee Jones), es una leyenda y eminencia en la búsqueda de vida extraterrestre, pero desapareció hace décadas en el espacio durante una expedición de investigación.

 

Para Joy fue un suceso que lo marcó bastante y es un conflicto emocional que no ha podido resolver en su vida diaria. Por un lado le mortifica el hecho de no haberse despedido de su papá, al que da por muerto, y por el otro le pesa cargar con la responsabilidad de un apellido importante en la ciencia astronáutica.

 

TE PUEDE INTERESAR: Mi amigo Enzo te enseña que nadie ama más que tu mascota

 

reseña de Ad Astra

 

Todo se complica más en sus traumas y sentimientos cuando le dicen que en la misión a cumplir podría encontrarse con su padre, de quien se sospecha es una amenaza para el universo debido a un plan que tenía antes de desaparecer.

 

Joy acepta la encomienda, sin embargo, entra en crisis durante el viaje ante la idea de volver a ver su padre, por el daño que le ha causado el rompimiento con el lazo paterno.

 

El director del filme, James Gray, comete el error de centrarse demasiado en el problema existencial de Joy, no obstante, Brad Pitt saca a flote a través de su personaje, que es un astronauta cero expresivo, nada conversador y encerrado en sus voces internas.

 

 

Lo mejor es…

 

 

La secuencia inicial de una repentina explosión en una antena espacial es impresionante. Un factor para que sea vibrante y visualmente espectacular es la cámara combinada con aspectos técnicos de efectos especiales.

 

El cinefotógrafo suizo Hoyte Van Hoytema imprime movimientos de vértigo para sentir la misma angustia que siente Joy McBride en su caída libre hacia la Tierra mientras lucha con su cuerpo en el aire ante la presión atmosférica para no desmayarse. Es magistral.

 

Otro detalle a valorar en esta reseña de Ad Astra es el tema de incluir a modo de ciencia ficción a la luna ya habitada por la especie humana. Se trata de una pequeña crítica a la ambición de humanizar el espacio, e incluso Joy lo manifiesta al señalar que el hombre todo lo echa a perder en su afán por conquistar lo que sea.

 

 

A esta reseña de Ad Astra le agregamos la sugerencia de que la veas en IMAX. Puede ser que te resulte cansado tener que soportar el diálogo interno que tiene Brad Pitt con su papel de astronauta, algo que no impide que goces el aspecto visual que ofrece la película.

 

 

Nuestra calificación en escala Lince es:

Linces calificación 3

 

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Midsommar, ¿la mejor película de terror del año?