Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Contra lo imposible, una película para amantes de los retos y los autos
reseña de Contra lo imposible

Contra lo imposible, una película para amantes de los retos y los autos

En esta ocasión te traemos la reseña de Contra lo imposible, un filme que en apariencia cuenta una historia más de automovilismo, pero en realidad aborda la importancia de confiar en la capacidad que tenemos los seres humanos para asumir retos que parecen difíciles de lograr y que ponen a prueba la voluntad por conseguir lo impensable.

 

 

La reseña de Contra lo imposible, una película para verse sí o sí

 

Es apta para verse cualquier día de la semana, ya que no es una cinta palomera y dominguera para pasar el rato. Por el contrario, se trata de una obra visual con una trama que te asombra porque está basada en sucesos reales y porque te obliga a reflexionar sobre lo que consigue al vencer la barrera del “no se puede”.

 

 

Adrenalina que fue real

 

 

A la compañía automotriz Ford se le ocurre la idea de incursionar en las 24 horas de Le Mans, una famosa carrera automovilística de resistencia donde la marca no tenía presencia debido a que no fabricaba autos para ese tipo de condiciones. Por tal motivo deposita en dos hombres la encomienda de un diseño especial y capaz de competir en la carrera.

 

Carroll Shelby (Matt Damon) es un piloto retirado que se mantiene en el negocio de los coches. Es él quien busca a Ken Miles (Christian Bale), piloto que padece de mal temperamento, para crear juntos el prototipo que desea Ford. Viejos amigos, ambos aceptan el reto de lograrlo en un plazo de 90 días, una misión complicada que genera en ellos un esfuerzo común por intentar escribir una hazaña en el automovilismo.

 

Su gran adversario y enemigo no será Ferrari, marca a la que tratarán de igualar en cuanto a motor y velocidad para dar batalla en Le Mans, sino el propio contratista que es Ford, porque pone trabas y dudas en el proceso desde su inicio hasta el final pese a tener conocimiento de que el éxito de su objetivo está cerca.

 

 

TE RECOMENDAMOS: Nadie te ama como tu mascota y Mi amigo Enzo te lo demuestra

 

 

Lo mejor es…

 

La reseña de Contra lo imposible

 

Diseño de producción, escenografía, locaciones y cinefotografía forman un conjunto de talentos que recrean a la perfección la década de los sesenta, época en que Ford decide incursionar en las 24 horas de Le Mans con sus automóviles GT40. ¡Ojo!, en esta reseña de Contra lo imposible también se rescata la impresionante actuación de Christian Bale, porque lo amas y lo odias al mismo tiempo.

 

 

Lo que le faltó…

 

reseña de Contra lo imposible, película imperdible

 

Complicado, muy complicado es encontrarle una falla. Independientemente de que el espectador sea o no apasionado del automovilismo, el filme redondea con maestría una historia que va más allá de motores y volantes con situaciones que ponen al límite a cualquier ser humano, por ejemplo retos que no creemos poder enfrentar.

 

 

Es garantía de entretenimiento y de material cinematográfico que te dan ganas de volver a ver. No está de más agregar que en las secuencias de Christian Bale al volante sientes adrenalina al grado de sentirte piloto del auto que conduce.

 

 

 

 

Nuestra calificación en escala lince:

 

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Stuber, una aventura para morirte de risa