Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Lo bueno y lo malo de Control Z, la serie de Netflix que marca tendencia
reseña de Control Z

Lo bueno y lo malo de Control Z, la serie de Netflix que marca tendencia

¿Qué secretos esconde tu celular? La nueva serie adolescente de Netflix se ha convertido en una de las series más vistas en los últimos meses y en esta reseña de Control Z te diremos cuáles fueron los puntos buenos y los puntos no tan buenos de esta serie que está marcando tendencia.


Debido a que hablaremos de los aciertos y errores de la serie en esta nota debemos advertirte que esta nota contiene spoilers.


Con un ligero aire a Pretty Little Liars y 13 Reason’s Whyesta serie nos lleva directo a la Escuela Nacional, una preparatoria privada en la Ciudad de México en donde conviven día a día un sin fin de personalidades. Cada uno se mantiene dentro de su status quo y sabe que se espera de ellos en la escuela, pero un día comienzan a recibir extraños mensajes en sus celulares.


Un hacker ha robado toda su información y ahora conoce sus más profundos secretos y comenzará a exponerlos uno a uno, a menos que hagan lo que les ordena. Sofía tiene una gran habilidad de observación y deducción, ella se ha mantenido aislada de todos pero sabe casi todo lo que debería saber sobre sus compañeros con tan solo mirarlos y ahora está lista para utilizar estas habilidades para capturar al hacker.




Reseña de Control Z: Lo bueno


Cuando Netflix anunció el lanzamiento de esta producción e internet comenzó a clasificarlo como el Élite mexicano, nadie se esperaba que llegara a tener el éxito que está alcanzando. En tan solo un fin de semana se convirtió en una de las series más vistas en la cuarentena y la popularidad de sus actores está subiendo como espuma.


En esta reseña de Control Z debemos aceptar que no nos extraña, la serie cuenta con esos elementos que tanto le gustan al público y que ha permitido que series como Élite, Riverdale y Gossip Girl lleguen a la cima. Pero no se queda ahí, esta serie toma los clichés e intenta darles un pequeño giro.



El argumento principal


A diferencia de un asesinato tétrico en medio de la escuela, el argumento principal de Control Z es un evento con el que todos nos podemos sentir identificados. Desde que los celulares comenzaron tener más y más capacidades, además de las de enviar mensajes, se convirtieron en uno de los elementos más íntimos de nuestras pertenencias.


En nuestro smartphone guardamos registro de gran parte de nuestra vida y este pequeño aparato puede contener todos nuestros secretos. De esta forma pensar en que alguien podría violar la intimidad de nuestro teléfono y acceder a los secretos que oculta puede identificar a cualquiera.


Pero este no fue el fin del problema, el hacker sabía que al tener esta información obtenía poder sobre todos. Y uno de los grandes aciertos de la serie es la forma en la que utiliza estos secretos para manipular y mueve a los alumnos más allá de simplemente chantajearlos.



El hacker


En tan solo un capítulo la serie giró de ser Élite a moverse a You de forma muy interesante y aunque durante buena parte de la serie hay pistas que pueden indicar quién es el verdadero culpable siempre mantiene un hilo de duda que mantiene el suspenso en la serie.


Otro de los aciertos que debemos destacar en esta reseña de Control Z es el personaje de Luis. A diferencia de muchos de los personajes, la mayor parte de tiempo este consigue mantenerse coherente y bien estructurado. Esto ayuda a que en el momento en el que se revela el gran secreto, no resulte incoherente o ridículo.



Poco relleno


La serie es muy corta, tan solo tiene 8 capítulos de 30 minutos, es un corto periodo de tiempo en el que los escritores trataron de desarrollar al máximo la trama. El resultado de esto es que podemos evitarnos muchas de esas aburridas escenas de relleno que no aportan nada a la trama y solo funcionan para alargar la serie.


La parte mala de esto es que el final puede sentirse un poco apresurado, por suerte, esto no es tan relevante así que el ritmo final de la serie no se arruina. Control Z es una historia entretenida y rápida que logra mantener a los espectadores cautivados y muy difícilmente te aburrirás mientras la estés viendo.


SIGUE LEYENDO: Terorías de la cuarta temporada de Élite




Reseña de Control Z: lo que no rifó

reseña Control Z

A pesar de tener algunas similitudes a series como Pretty Little Liars, 13 Reasons Why o Élite, la realidad es que se nota una gran distancia en calidades de producción lo que hace que esta serie decepcione un poco.



Las deducciones

reseña Control Z

Uno de los atractivos más grandes de la serie era la protagonista. En cuanto se dio a conocer el trailer de la serie se supo que este personaje haría una clara referencia al mítico detective Sherlock Holmes y sin duda este prometía ser uno de los grandes aportes a la serie.


Sin embargo, las increíbles deducciones de esta chica difícilmente van más allá de lo evidente y sus habilidades de observación no llegan a lo extraordinario. Si alguna vez has visto (o leído) la serie de Sherlock, habrás notado en seguida que las deducciones de esta chica eran más que básicas y hasta un poco ridículas.


Para ejemplo, la presentación de esta habilidad en la protagonista. La chica acribilla a sus compañeros con su aguda observación haciéndoles notar que a uno de ellos le había cortado el pelo su mamá, otro tenía caspa y el tercero una ETS. De las tres deducciones dos son irrelevantes en la conversación.


Por suerte, las deducciones suben un poco de nivel conforma avanza a serie aunque no tanto.



El guion

reseña Control Z

A pesar del buen argumento la gran falla de la serie es el guion, en muchas ocasiones los diálogos son tan ridículos que la serie parece una sátira y tiene escenas tan inverosímiles que te sacan totalmente de la historia.


Esto probablemente se deba a la simpleza de los diálogos porque si bien no esperábamos discursos al estilo de Tyrion Lannister en las primeras temporadas de GoT pero ni siquiera encontramos a un personaje como Lucrecia en Élite que pueda destacar por sus comentarios sagaces.

La mayoría de las conversaciones suenan falsas e incluso impersonales.



A pesar del final abierto de la serie, aún no se ha hablado de una renovación para la segunda temporada. Aunque tomando en cuenta que la mayoría de los problemas principales quedaron cerrados no vemos tan necesaria una segunda parte, pues correría el riesgo de desvirtuarse tal como le ha sucedido a 13 Reasons Why.


No nos queda más que esperar para ver si Netflix decide crear una nueva temporada, mientras tanto podemos decir que la serie cumple con el objetivo de entretenernos y es tan corta que se convierte en una serie perfecta para un maratón de viernes en la tarde.



TE PUEDE INTERESAR: Yo nunca, la serie de Netflix que necesitabas en esta cuarentena