Top
ViveUVM / Entretenimiento  / Reseña de Last Christmas: el amor más difícil es el propio
Reseña de Last Christmas

Reseña de Last Christmas: el amor más difícil es el propio

La Navidad no puede estar completa sin una comedia romántica de la temporada y este año llegó a nosotros un drama protagonizado por la mismísima Madre de Dragones. En esta reseña de Last Christmas te contaremos si vale la pena correr al cine a ver esta cinta.

 

No podemos juzgar a un libro por la portada, lo que parecería ser otra comedia sin chiste se podría convertir en una de tus favoritas para la época. Como seguro muchos se sospecharan, el título de esta cinta está inspirado en la canción ochentera del grupo Wham! y al igual que esta canción, la película resulta ser pegajosa y divertida.

 

 

Reseña de Last Christmas, otra oportunidad para amar

 

 

Kate es una chica londinense de 26 años que va a la deriva, no se esfuerza en el trabajo, bebe alcohol como si se tratara de agua y ya no tiene un lugar para vivir, así que está por regresar a casa de sus padres.

 

Un año antes estuvo a punto de morir por una enfermedad y desde entonces su vida ha tenido poco sentido. Las cosas comienzan a cambiar cuando conoce a Tom, quien poco a poco le recuerda cómo disfrutar de la vida.

 

Si alguien ha elegido papeles contrastantes en los últimos años es Emilia Clarke, primero nos atrapó con Daenerys Targaryen para después saltar a la alegre y soñadora Lou, ahora se mete en el papel de la sarcástica y desinteresada Kate, personaje que hasta ahora es el más cercano a ella.

 

Como ya te contamos en otra ocasión, hace unos años la actriz estuvo al borde de la muerte después de sufrir un aneurisma (hemorragia cerebral) y en la lucha por su recuperación, además de las cuestiones físicas, tuvo que luchar con las secuelas emocionales que este episodio le dejó.

 

Por esto, cuando llegó a sus manos la oportunidad de dar vida a un personaje que atraviesa por algo similar, no dudo en aceptar.

 

 

La película nos presenta a Kate, una mujer al borde del precipicio emocional que no sabe hacia dónde va en su vida y no se siente cómoda con ella misma. En esta reseña de Last Christmas te podemos contar, sin temor a los spoilers, que el secreto de esta película se encuentra aquí.

 

Aunque en el caso de la protagonista los problemas se detonan por una enfermedad, los sentimientos que se abalanzan sobre ella son más comunes de lo que nos permitimos pensar.

 

La mayoría de nosotros nos hemos sentido de una forma similar a Kate, tal vez por un corazón roto, tal vez por una decepción, en la vida siempre terminamos por atravesar por momentos en los que nos sentimos completamente fuera de lugar, lo que nos permite empatizar de inmediato con el personaje.

 

Lagrimas y sonrisas en la misma película

 

 

Pero no todo es drama en esta reseña de Last Christmas, como toda comedia romántica hay un factor divertido que nos aligera las tristezas y el carácter sarcástico de la protagonista dará espacio para muchos diálogos divertidos que te mantendrán sonriendo durante la película.

 

Además, Emma Thompson (a quien seguro recuerdas como Nanny McPhee) inyecta una gran cantidad de comedia al asunto.

 

Si a esto le agregamos la música de George Michael (quien por cierto tiene un pequeño homenaje en Frozen en 2) la cinta se convierte en una opción perfecta para disfrutar esta temporada. No podrás dejar de cantar Last Christmas es inevitable.

 

En la reseña de Last Christmas también tenemos que agregar los detalles que no nos gustaron. Empecemos por el desarrollo de la trama, es muy obvio. No nos vamos a adentrar en los clichés que llenan la cinta, porque hay muchos pero eso es lo que se espera de este tipo de filmes.

 

 

Lo que puede resultar decepcionante es que a los 20 minutos de haber iniciado ya sabes cuál es uno de los grandes secretos de la película. Nuestra recomendación es que no dejes que esto te arruine la película, el giro final sí puede llegar a sorprenderte y su mensaje sigue siendo igual de conmovedor: aprender a amarse puede ser más complicado que amar a alguien más, pero vale la pena.

 

 

La conclusión de la reseña de Last Christmas es que si buscas una película que quizá te haga llorar, pero al final te deje con una linda sensación de calidez esto es lo que debes ver en el cine.

 

 

Nuestra calificación en la escala Lince:

 

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Libros cursis que saltaron a la pantalla grande