Top
ViveUVM / Entretenimiento  / La verdadera historia de Pennywise: Pogo, el payaso asesino
la verdadera historia de Pennywise

La verdadera historia de Pennywise: Pogo, el payaso asesino

La mayoría de nosotros creció con un terrible miedo a los payasos gracias a Eso, pues para que te asustes aún más te vamos a contar la verdadera historia de Pennywise, un payaso asesino que mató a más de 30 personas.

 

Te tenemos malas noticias, la fobia a los payasos no es uno de esos temores que puedes quitarte al repetirte una y otra vez “esto no es real” porque la triste realidad es que la historia de Stephen King está basada en una historia verídica.

 

Si creías que Eso daba mucho miedo, probablemente nunca has escuchado hablar de Pogo el payaso asesino que inspiró la historia de It.

 

 

La verdadera historia de Pennywise: Pogo el payaso asesino

 

 

Como ya lo habíamos visto antes en las historias de Ted Bundy o Charles Manson, la infancia de los asesinos seriales suele estar marcada por el descuido y el abuso, no podía ser diferente en la verdadera historia de Pennywise.

 

John Wayne Gacy, mejor conocido como Pogo el payaso asesino, nació en Chicago, Illinois el 17 de marzo de 1942. Tenía dos hermanas con quienes tenía una relación muy cercana y su madre era muy cariñosa; sin embargo, su padre era un maquinista alcohólico y violento que gustaba de humillar y castigar a la familia.

 

Desde su infancia, John sufrió sobrepeso y este fue un constante motivo de ofensa por parte de su padre, quien además, continuamente cuestionaba de su sexualidad y castigaba sus “tendencias homosexuales”.

 

Sumado a esto Gacy fue abusado sexualmente por un amigo de la familia. Este maltrato constante comenzó a formar un trauma que explotaría a los peores niveles. A los 18 años dejó a su familia y se mudó a Las Vegas en donde comenzó a trabajar en un depósito de cadáveres.

 

Muchos rumores afirman que durante este tiempo John Gacy presentó tendencias necrofílicas hacia los cadáveres de los hombres jóvenes, pero él siempre negó estas acusaciones.

 

 

Tiempo después conoció a Marlynn Myers con quien se casó y tuvo una hija. Dado que Marlynn era hija de un empresario con franquicias de KFC, John Gacy terminó por mudarse a Iowa en donde trabajaría para esta cadena. Aquí la verdadera historia de Pennywise comienza a ponerse espeluznante.

 

John Wayne Gacy se convirtió en uno de los protagonistas más comunes en las pesadillas de todos los niños gracias a la historia de It. En 1967 se había convertido en un miembro honorable para la localidad y esto le permitió engañar al hijo de uno de sus compañeros de trabajo para atraerlo a su casa, donde lo acosó sexualmente.

 

En 1968 fue denunciado por acoso y en el mismo año lo condenaron a 10 años de prisión, pero esto solo era el inicio de la verdadera historia de Pennywise. Tras 18 meses en la cárcel Wayne fue puesto en libertad condicional y regresó a casa de su madre en Illinois en donde se encargó que nadie se enterara de su pasado criminal.

 

Al poco tiempo regresó a ser un miembro querido de la comunidad, organizaba distintas reuniones y por primera vez apareció su alter ego Pogo, un payaso que entretenía a los niños en las fiestas.

 

 

TAMBIÉN LEE: ¿Qué tan fiel es la película de IT al libro? Checa 10 diferencias

 

 

Los crímenes del payaso asesino

 

la verdadera historia de Pennywise

 

Durante sus años en esta comunidad John Wayne Gacy vivió dos vidas, por lado volvió a casarse, comenzó a tener gran popularidad con su personaje de payaso e incluso llegó a conocer a la Primera Dama de Estados Unidos.

 

A la sombra de esto, Wayne llevó sus crímenes más allá y comenzó a asesinar. Utilizando ese querido disfraz de payaso, John se acercó a los jóvenes que deseaba acosar y para no dejar testigo alguno decidió eliminarlos por completo.

 

Su primera víctima fue Timothy McCoy, un joven de 15 años a quien ofreció llevar en su auto y según sus propias declaraciones, después de violarlo decidió acuchillarlo varias veces y enterró su cadáver en el sótano.

 

Tras esto se dio cuenta que matar le daba una satisfacción más grande que los abusos y siguió este modus operandi con diferentes víctimas. Al enterrar los cuerpos en su casa el olor comenzó a molestar a los vecinos; sin embargo Gacy culpó a las tuberías y siguió haciendo diversas fiestas en su hogar como el payaso Pogo.

 

Así en los lugares cercanos a su poblado se dio una terrible tendencia de desaparición en jóvenes, pero nadie sospechó de Gacy. Incluso llegó a ser acusado por una víctima que logró escapar.

 

Jeffrey Regnall recuerda aceptar subir al auto de Gacy en donde este lo acuchilló y drogó con cloroformo para después despertar en una habitación atado a la cama.

 

 

Pese a contratar buenos abogados y dar varias declaraciones fue desestimado en la corte dejando en libertad al culpable.

 

John Wayne Gacy fue venerado por su comunidad hasta que las cosas empezaron a desmoronarse en su cubierta perfecta. Su segunda esposa decidió abandonarlo y la investigación de la desaparición de Robert Piest lo apuntaba directamente.

 

 

La detención del payaso

 

 

Robert, con tan solo 15 años, pactó una entrevista de trabajo con este criminal de la cual nunca regresó. Sus padres, que tenían el pleno conocimiento sobre a dónde y con quién se dirigía su hijo no tardaron en dar el nombre a la policía.

 

Cuando la policía llegó a la vivienda de John, este aún no había tenido tiempo de esconder el cadáver por lo que enseguida dieron con el cuerpo y las herramientas de tortura que había utilizado.

 

También encontraron en su casa varios artículos que lo relacionaban con 33 desapariciones recientes.

 

La verdadera historia de Pennywise quedaría completamente descubierta cuando tras ser apresado el mismo John Wayne confesó sus crímenes con detalle y le dio a la policía la ubicación de 28 de los cuerpos que estaban enterrados en su propiedad.

 

 

Aunque el payaso Pogo trató de argumentar desordenes mentales en la corte para ser declarado inocente, el juez desestimó esto después de una evaluación psicológica y lo condenó a cadena perpetua y pena de muerte.

 

Durante su tiempo en prisión realizó diferentes ilustraciones de payasos que fueron vendidas tras su muerte. Pogo, el payaso asesino murió bajo la inyección letal en 1994 y sus últimas palabras fueron “¡Bésenme el culo! ¡Nunca sabrán dónde están los otros!”

 

 

El número oficial de víctimas es de 33, pero se cree que la cifra podría llegar a 40. La verdadera historia de Pennywise es un conjunto de asesinatos, violaciones y torturas algo que inspiró a Stephen King para crear al personaje más famoso de su carrera.

 

 

SIGUE LEYENDO: Reseña sin spoilers de It Capítulo 2, ¿flota o se desinfla?