Top
ViveUVM / Lifestyle  / ¿Qué pasó el 2 de octubre de 1968? La historia completa
2 de octubre de 1968

¿Qué pasó el 2 de octubre de 1968? La historia completa

En todas las naciones existen fechas que quedaron marcadas en la memoria colectiva de la sociedad y no hay duda que en México este día es uno de ellos. Todo estudiante ha escuchado el grito de lucha que invita a nunca olvidar este día. Pero ¿sabes qué pasó realmente el 2 de octubre de 1968 en México?

 

A 51 años de la tragedia de Tlatelolco haremos un recuento paso por paso de todo lo que ocurrió el 2 de octubre de 1968 en nuestro país y qué eventos llevaron a este suceso.

 

 

El inicio de los movimientos

 

Foto: archivo

 

Un año después de la elección de Gustavo Díaz Ordaz, el país escuchó del primer movimiento estudiantil. Hablamos del movimiento médico en el que los alumnos de medicina, que fungían como residentes e internos del Hospital 20 de Noviembre, exigían el pago de sus aguinaldos atrasados.

 

El presidente llegó a un acuerdo para resolver los problemas, pero, esto solo fue una táctica para levantar el paro al que habían llegado. En lugar de cumplir las promesas el presidente respondió con una campaña de desprestigio al movimiento y la creación de grupos de choque que silenciaron las siguientes protestas.

 

En 1966 los alumnos de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo comenzaron a protestar en contra del alza en las tarifas del transporte público. La marcha terminó con un estudiante muerto a manos de la policía y dio inicio a un largo movimiento en el que decenas de estudiantes fueron apresados.

 

A su vez, los estudiantes de la Universidad de Sonora se levantaron poco después ante la imposición del candidato del PRI como gobernante del estado. Fue entonces que la policía notó que la organización de los levantamientos se llevaba a cabo en las universidades, por lo que decidió atacar las instituciones hasta que se logró tomar Universidad de Sonora.

 

 

SIGUE LEYENDO: Huelga estudiantil por el Clima en México

 

 

 

El movimiento estudiantil antes del 2 de octubre de 1968

 

Foto: archivo

 

Si bien este problema ya llevaba varios años en aumento, fue durante julio de 1968 cuando las cosas se pusieron más tensas y cada situación fue un paso más cerca a los sucesos del 2 de octubre de 1968.

 

Ante las constantes protestas, el gobierno comenzó a infiltrar agentes en escuelas y organizaciones estudiantiles que poco a poco lograron recopilar la información de cada participante del movimiento.

 

Al mismo tiempo surgió el grupo de choque más conocido, los porros, conformado con diferentes porristas de los equipos de futbol americano universitario. Fueron reclutados para golpear, hostigar, perseguir y reprimir a los estudiantes que formaran parte de las marchas contra el estado.

 

El 23 de julio fue el inicio de la tragedia. Ese día, dos escuelas de bachillerato de la UNAM y el Politécnico comenzaron una gran pelea en las calles del centro histórico por un desacuerdo que había iniciado un día antes en un partido de futbol.

 

Durante el enfrentamiento se reportó la participación de los porros, que se encargaron de instigar la violencia entre los alumnos y causar más destrozos de lo usual.

 

Ante este suceso los granaderos de la policía de la Ciudad de México no tardaron en aparecer y, luego de presenciar la pelea, comenzaron a agredir y perseguir a los alumnos que buscaron refugio en la Vocacional 2.

 

La policía entró a la institución sin una orden judicial y lanzó gas lacrimógeno hacia alumnos y profesores presentes. Detuvieron a decenas de personas. Esta fue la gota que derramó el vaso, por toda la república miles de estudiantes expresaron su inconformidad ante las violentas prácticas de autoritarismo y represión del gobierno.

 

A partir del 26 de julio las escuelas del IPN y de la UNAM convocan a un paro de labores general en el país en donde se repudió al gobierno. Por su parte, el gobierno comenzó a atacar las escuelas hasta que el 31 de julio el ejército destruyó la puerta del Colegio de San Ildefonso (que en ese momento era la preparatoria 1 y 3) con el tiro de una bazuca.

 

En respuesta, el rector de la UNAM izó la bandera a media asta en Ciudad Universitaria, exigió la liberación de los presos políticos (todos aquellos estudiantes detenidos por la brutalidad policial) y se proclamó a favor de la autonomía universitaria.

 

Así, más de un mes antes del 2 de octubre de 1968, el movimiento dio a conocer su pliego petitorio en el que pedía libertad a los presos políticos, abolición de los artículos que clasificaban el delito de disolución social (bajo los cuales se permitía la agresión de los policías a estudiantes), eliminación del cuerpo de granaderos y la destitución de los jefes policíacos.

 

 

Los disturbios continuaron en los días siguientes con diversos grados de violencia. El 15 de septiembre, en un acto simbólico, uno de los activistas dio el “Grito de Independencia” en la explanada de CU, lo que enfureció al presidente.

 

El 18 de septiembre el ejército invadió Ciudad Universitaria y concentró a todos los presentes en la explanada de la universidad. Al día siguiente más de 1,500 personas fueron llevadas a la prisión de Lecumberri.

 

 

El 24 de septiembre la Vocacional 5 fue baleada y durante la madrugada de ese día un grupo de policías armados intentaron tomar el Casco de Santo Tomás y la Unidad Profesional Zacatenco. La pelea se alargó a tal punto que el gobierno decidió mandar al ejército.

 

El ejército retuvo las dos casas universitarias hasta el 1 de octubre, fecha en que se retiran los militares de la UNAM y el IPN.

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Mitos que nos contaron en la escuela sobre la Independencia de México

 

 

 

¿Qué pasó el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco?

 

Foto: archivo

 

Para entender en su totalidad lo que ocurrió el 2 de octubre de 1968, tenemos que regresar a meses antes de este suceso.

 

Mientras todo lo que te contamos estaba sucediendo, el presidente Gustavo Díaz Ordaz buscó un plan eficiente para terminar de una vez por todas con este movimiento estudiantil antes del inicio de las Olimpiadas.

 

Entonces que comenzó a maquinarse la Operación Galeana, un proyecto que buscaba capturar a los líderes estudiantiles pero que, al salirse de control, terminó como el desencadenante de la tragedia del 2 de octubre de 1968.

 

La Plaza de las Tres Culturas eran un punto frecuente en todas las marchas estudiantiles por lo que se decidió utilizar este lugar como escenario. Buscaron departamentos vacíos en los edificios aledaños a la explanada y, la madrugada del 2 de octubre de 1968, diversos batallones militares se escondieron ahí.

 

Sus órdenes oficiales eran detener a los líderes del movimiento, disolver el mitin e impedir el acceso al área una vez despejada. Sin herir civiles, sin disparar una sola bala, ni lastimar a los transeúntes y espectadores. Sabemos que las cosas no fueron así.

 

El mitin comenzó, nada parecía diferente a las marchas anteriores ya tan comunes en el momento. Los presentes notaron la presencia de más militares de lo acostumbrado, de helicópteros de la policía y granaderos, pero no tomaron importancia a esto.

 

Lo que sucedió después por años se mantuvo oculto. Como si se tratara de una película de espías, los acontecimientos de este día quedaron bajo la “Operación silencio” una cláusula en la cual los datos e informes reales fueron ocultados por muchos años y aún hoy hay cosas que no han salido a la luz.

 

Lo que se sabe es que dentro del mitin se encontraban diferentes miembros del grupo paramilitar Batallón Olimpia, que tenían órdenes de simular un enfrentamiento entre militares y estudiantes para incitar la agresión entre ambos sectores.

 

Por muchos años quien había lanzado el primer disparo fue un misterio, hace unos años se descubrió que helicóptero del ejército lanzó dos bengalas, lo que daría inicio con la Operación Galeana, pero algunos miembros del Batallón Olimpia (disfrazados de estudiantes) utilizaron esto como señal y abrieron fuego contra los militares, lo que llevó a que el infierno se desatara.

 

 

Desde las 18:10 militares y paramilitares comenzaron a disparar sin importar que entre los presentes hubieran niños y ancianos. La primera balacera duró aproximadamente 90 minutos y para evitar la fuga de información se cortó la luz, el agua y los teléfonos de las áreas circundantes.

 

Durante toda la noche los militares se encargaron de deshacerse de los cuerpos y buscar departamento por departamento a aquellos estudiantes que habían logrado escapar. Reunieron a aproximadamente 3000 detenidos en la plaza junto a la iglesia que después fueron enviados a distintas cárceles.

 

El saldo oficial fue de 20 muertos, años después se revelaría un cálculo que los coloca alrededor de los 250; pero aún se desconoce la cifra exacta de los muertos y heridos.

 

El gobierno mexicano reprimió y censuró toda información sobre el accidente y 10 días después de este acto el presidente inauguró “la Olimpiada de la Paz”, pero su intento de ocultar lo ocurrido fue poco fructífero y en poco tiempo los estudiantes del mundo se manifestaron en las embajadas mexicanas.

 

Por años la carpeta de este suceso quedo guardada bajo llave y no fue hasta la llegada del PAN al poder que se ha logrado obtener más información de lo que ocurrió la noche del 2 de octubre de 1968, una fecha que no se olvida.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué fue la Perestroika y qué tuvo que ver Chernobyl con ella?