Top
ViveUVM / Lifestyle  / ¡Comprobado! Adopta una mascota y sé más feliz
adopcion de animales

¡Comprobado! Adopta una mascota y sé más feliz

Tener una mascota en casa te llevará a conocer la amistad en toda la extensión de la palabra. Cobra un mayor significado cuando se trata de un perro o un gato adoptado, porque la oportunidad de vida digna que le das será recompensada con una lealtad inimaginable. ¡La adopción de animales es una alternativa para ser más feliz!

 

 

Conoce una verdadera amistad con la adopción de animales

 

Anímate a escuchar personas que han experimentado la aventura de adoptar un perro o un gato. Sus historias pueden motivarte a tener y ser un mejor amigo. Date tiempo para ir a albergues y fundaciones, o para echar ojo a las redes sociales e informarte acerca de la adopción.

 

adopcion de animales

 

 

Antes del awwww…

 

Seguro has escuchado aquello de “adopta, no compres”. En verdad, hazlo, no te arrepentirás. Pero hazlo con plenitud de conciencia y conocimiento sobre la responsabilidad que implica tener una mascota, especialmente si es adoptada. Toma en cuenta que detrás la ternura que puede dar, existe una historia de maltrato o abandono.

 

 

Muchos de esos animalitos alguna vez fueron comprados, sin embargo, dejaron de ser cachorros o tuvieron amos desalmados que prefirieron deshacerse de ellos por razones como cambios de domicilio. En otros casos, se trata de peluditos que fueron rescatados por ser víctimas de violencia o descuido.

 

 

Además de valorar tamaño, edad, raza y estado de salud del perro o gato, procura enterarte de su pasado, esto con la finalidad de comprenderlo ante posibles reacciones que pueda tener en su acoplamiento a un nuevo círculo. Piensa que generó traumas, miedos o desconfianza hacia el humano.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Rehabilitación para tu mascota

 

 

 

 

 

 

Un amigo te espera

 

 

Si llevas a cabo el proceso y te animas en adoptar un pequeñín de cuatro patas, viene lo más maravilloso de todo: paciencia y amor para que se integre a ti. Poco a poco agradecerá a su manera la segunda oportunidad de vida que le brindas. Una vez que sienta tu afecto y la seguridad de que no lo traicionarás, ¡cambiarás por completo!

 

 

 

¿No lo crees? Pregúntale a quienes salen para ir a la escuela o al trabajo y regresan a casa para ser recibidos por un minino con ronroneos o un can contento que salta para ser abrazado. También puedes apreciarlo con personas que duermen como bebés mientras sus mascotas adoptadas cuidan su sueño.

 

 

Lo mismo sucede en tus lapsus amargos. Cuando te sientas triste, enojado o cabizbajo, te pondrán su lomo, panza o patitas para recargarte y sepas que no estás solo. Recuerda que ellos absorben emociones y sienten lo que sientes tú, por lo que se preocupan por ti. Hasta que estés bien, ellos estarán bien.

 

 

 

¿Ves? Adopta, no compres. Mientras tú lees esto, tu amigo peludito ya aguarda por ti. Si acaso te vas a quebrar la cabeza que sea por decidirte entre un perro o un gato, con la certeza de que al darle un hogar estás dándote a ti y a Firuláis fe-li-ci-dad.

 

TE RECOMENDAMOS LEER: Conoce el hospital veterinario UVM