Top
ViveUVM / Lifestyle  / Prepárate para ver Dumbo y muere de amor con los bebés elefantes

Prepárate para ver Dumbo y muere de amor con los bebés elefantes

Con la versión de Tim Burton, el regreso de Dumbo al cine es en live-action, lo que le da un toque real al elefantito que ha hecho y hará llorar a varias generaciones. Justo lo que enternece del personaje es precisamente su edad, porque es un pequeño. Y es que nadie se resiste a la ternura que dan los bebés elefantes.

 

 

 

Awwww, bebés elefantes, ¡muere de amor!

 

Lo que quieras apostar a que cada vez que los miras en fotos de viajes a Asia en Instagram, en documentales o revistas, te dan ganas de tener uno en casa. Seguro te atrapa verlos juguetones, hermosos y traviesos. Bien, conoce un poco más de los familiares de Dumbo.

 

 

 

 

Quiero a mi mamá

 

bebés elefantes necesitan mucho a su mamá

 

A diferencia de otros animalitos que se vuelven independientes casi al nacer, los trompuditos orejones necesitan de su madre por lo menos los primeros tres años de vida. Además de la alimentación en su periodo de lactancia, la deben tener a su lado como parte de su crecimiento emocional.

 

 

 

 

Ellas y ellos

 

bebés elefantes aman a sus mamás

 

Las hembras son más aprehensivas y permanecen más tiempo junto a la madre, de quien aprenden cuidados maternos para cuando llegue su edad de reproducirse. Los machos, en cambio, se ramifican en grupos de solteros en la adolescencia antes de elegir a la pareja con quien querrá formar una familia.

 

 

 

 

TE RECOMENDAMOS LEER: No creerás que estos animalitos que aman más que los humanos

 

 

 

 

Por eso son como niños

 

bebés elefantes con humanos

 

Los bebés elefantes son auténticas esponjas en los primeros meses. Sus capacidades les permiten absorber todo tipo de estímulos y conductas sociales del hábitan donde se desarrollan. Si es entre humanos cariñosos, especialmente población infantil, ellos incentivan sus inquietudes para jugar y divertirse. Llegan amorosos a su adultez.

 

 

 

 

Idéntico a perros y gatos en…

 

bebés elefantes juguetones

 

Así como son latosos e inquietos, se les facilita ser flojitos. Les encanta dormir. Si el día tuviera 48 horas para roncar, los elefantitos serían los seres vivos más felices del planeta por su gusto a echar la flojera. ¡Ah!, eso sí, cuando despiertan lo que quieren hacer es comer, comer y comer.

 

 

 

 

Amigueros

 

bebés elefantes

 

Los trompuditos son demasiado sociables. Tienen el talento para hacerse de amigos porque caen bien y son amables. Quizá se ponen un poquito tristes cuando animales pequeños les huyen porque se asustan de su peso y tamaño, lo que hace ver que sus movimientos se perciban bruscos, pero no son agresivos.

 

 


Declárate oficialmente persona lista para ver Dumbo y enamorada de los bebés elefantes. Llega a la sala de cine con cariño suficiente por estos paquidermos a los que querrás todavía más después de ver la película.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Ventajas de tener perros de gran tamaño como mascotas