Top
ViveUVM / Lifestyle  / Sucesos ambientales que cambiaron el mundo en la década
desastres ambientales de la década

Sucesos ambientales que cambiaron el mundo en la década

A lo largo de los últimos 10 años, el mundo ha cambiado por el cambio climático. Junto a la naturaleza, la mano del hombre ha influido de manera negativa en el calentamiento global, lo que ha provocado daños con graves consecuencias para el planeta. Hay desastres ambientales de la década que marcaron un antes y un después en la atención de emergencias que alertan sobre más riesgos en el futuro.

 

 

2010-2019: desastres ambientales de la década

 

El impacto que tuvieron en su debido momento causó que líderes políticos, organizaciones no gubernamentales, organismos internacionales y sociedad civil reaccionaran para tomar medidas. En algunos casos se pudieron evitar tragedias de haber actuado antes con problemáticas que se dejaron crecer y se salieron de control. A la fecha siguen como tema de cuidado ambiental.

 

 

Sequía en EUA, México y Centroamérica (2012)

 

 

En un hecho inédito, algo inusual en la región, la ola de calor se intensificó en temperatura, tiempo y zonas. Fue a finales del mes de mayo cuando golpeó de manera extrema a 20 estados del territorio estadounidense, 70 por ciento de la nación mexicana y el 80 por ciento de Honduras, Guatemala y El Salvador. Además de pérdidas millonarias por muerte de ganado y cultivos quemados por el sol, se registró hambruna. La ausencia de lluvias durante dos meses obligó a darse cuenta que sistemas de riego eran caducos u obsoletos frente a la sobrepoblación en algunas entidades.

 

 

TE RECOMENDAMOS LEER: Los koalas en peligro de extinción por culpa de incendios

 

 

Sequía en Somalia (2017)

 

 

Mientras que en países asiáticos como Sri Lanka e India se registraron fuertes trombas que derivaron en inundaciones, la nación africana se vio azotada por falta de lluvia, así como por un golpe de calor extremo que no tenía precedentes. Al tratarse de una región con índices de miseria, ganaderos y agricultores dejaron de producir en este rincón del planeta, lo que incrementó mortandad de la población somalí.

 

 

Derrame de Sanchi (2018)

 

 

En el perímetro marítimo que comprende costas de China, Corea del Sur y Japón tuvo lugar uno de los desastres ambientales de la década de graves daños ecológicos. El choque de un barco con un buque generó que se derramaran 136 mil toneladas de combustible altamente tóxico. Peces espada, caballas, corvinas amarillas y cangrejos, comenzaron a morir en grandes cantidades debido a la contaminación. Hoy día continúan estudiándose impactos en la salud de personas que hayan consumido pescado proveniente de estos mares.

 

 

Derretimiento de los polos (2018)

 

 

A punto de culminar el año, se dio a conocer que los glaciares estaban derritiéndose. Imágenes de osos polares flacos y desesperados por encontrar alimento, incluso lejos de su hábitat, dieron la vuelta mundial. Se supo entonces que, junto al calentamiento global, compañías petroleras efectuaron perforaciones cerca de zonas como el Ártico, lo que aceleró la desintegración del hielo por bloques. Para 2019 se emitió una alerta para que los países controlen la liberación de gases de efecto invernadero.

 

 

Incendios en la selva amazónica (2019)

 

 

Se trata del bosque tropical más grande del planeta y representa el 20 por ciento del oxígeno mundial. En un principio se señaló al cambio climático como el causante primordial, sin embargo, conforme avanzaron las llamas de forma descontrolada se supo que tala inmoderada, desarrollos inmobiliarios y matanza de animales también influyeron para que se propagara el fuego en grandes extensiones.

 

 

Ola de calor en Europa (2019)

 

 

¡Alarma con el último de los desastres ambientales de la década! Países como Francia, Italia, Austria, se vieron afectados por el calorón en meses que no acostumbran sufrirlo. Construcción de viviendas, fábricas e incremento en el uso de vehículos particulares (lo que deriva en mayor demanda de combustibles), son elementos que han perjudicado a las ciudades. La ventilación natural de corrientes de aire no llega a algunos sitios, o es absorbida por edificios. La densidad demográfica en aumento también tiene que ver y proyecta a una bronca peor: la escasez de agua.

 

 

 

Los golpes de calor, consecuencia del calentamiento global y falta de oxígeno por disminución de áreas verdes (bosques, principalmente), fueron el sello distintivo de la década. A partir de 2020 en adelante, la urgencia por atender será el agua, o mejor dicho su desabasto. Ya hay regiones como el Río Nilo, en Egipto, donde empieza a ser de asunto humanitario porque escasea.

 

 

 

ECHA UN VISTAZO A: ¡Sé un héroe! Estudia una carrera para salvar al planeta