Top
ViveUVM / Lifestyle  / ¿Vale la pena visitar la nueva exposición Van Gogh Alive?
exposición Van Gogh Alive

¿Vale la pena visitar la nueva exposición Van Gogh Alive?

La experiencia inmersiva inspirada en el arte de Vincent van Gogh, por fin llegó a México y aquí te contaremos si la exposición Van Gogh Alive es tan maravillosa como lo pintan las imágenes de redes sociales.

 

Vincent Van Gogh es uno de los artistas más alabados en la historia del arte, aunque no fue así en sus inicios, con más de 900 pinturas nadie puede poner en duda la genialidad.

 

Las obras de este pintor holandés fueron inspiración y base para gran parte de los movimientos artísticos del siglo XX. Y su técnica de color, iluminación y sombras marcados con gruesas pinceladas de pintura se han convertido en estandarte de la corriente post impresionista y del arte europeo.

 

Por eso, cuando nos anuncian que una exposición referente a este gigante del arte estará en la Ciudad de México es más que claro que los boletos se venderán como pan caliente. Si a esto le sumas que se trata de una experiencia inmersiva que te llevará a las profundidades de la mente de este genio, la expectativa aumenta.

 

Pero, ¿la exposición Van Gogh Alive cumple con todo lo que nos promete? en esta nota te lo contamos.

 

 

Exposición Van Gogh Alive: una muestra sensorial del arte

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Van Gogh Alive México (@vangoghalivemx) el

 

Creada por Nomad Art y Grande Exhibitions, la exposición Van Gogh Alive es la primera muestra inmersiva del famoso pintor holandés. Se trata de una enorme proyección de más de 3.000 imágenes y gráficos animados que cubren paredes y suelos acompañados por una sinfonía envolvente de luz, color y sonido que buscan hacerte sentir dentro de la obra.

 

Más cerca de Van Gogh imposible o al menos eso es lo que nos quieren hacer creer pero ¿en realidad lo logran? Visitamos la exposición Van Gogh Alive y esto fue lo que encontramos.

 

 

QUIZÁ TE INTERESE: Dreams, la exposición que hará realidad tus sueños más psicodélicos

 

 

Es perfecta… si te gusta subir fotografías a Instagram, pero si lo que buscas es disfrutar de las obras de Vincent Van Gogh o sentirte “dentro de ellas” esta no es la muestra que lo logra. No podríamos decir que es fea, tiene su encanto aunque no es aquello que nos prometieron.

 

El mayor problema de esta muestra es que el lugar no parece el adecuado para conseguirlo. Las proyecciones que cubren las paredes y suelos de la exposición, contrario a lo que muchos imaginamos, no son continuas y ni logran dar una impresión de una obra infinita.

 

Sí, son magníficas, al final del día se trata de proyecciones en alta definición de las obras de Van Gogh, pero no son precisamente únicas.

 

 

Dos de los puntos más fuertes de la presentación de la exposición Van Gogh Alive eran la música y los olores que acompañarán a las obras. Según la información del evento, la música fue elegida para reflejar los sentimientos y emociones que el pintor sentía mientras creaba cada obra, además, se buscó que fueran piezas clásicas conocidas por el público para conseguir crear empatía.

 

Vamos a destacar que la música está en completa sintonía con las pinturas y en el primer momento en el que entres a la sala tendrás una sensación de deleite al verte rodeado de tanto arte. La mala noticia es que con el paso del tiempo esta impresión va bajando y solo queda en un pequeño momento de impacto.

 

Los olores, por su parte, se sienten por momentos pero nunca como para darte la sensación de que te encuentras en los mismísimos campos de Arles.

 

 

Además de la sala principal, en donde son proyectadas las obras, la exposición Van Gogh Alive cuenta con otras 4 pequeñas salas, una creada para los niños en donde se realizarán actividades artísticas con los pequeños, otra inspirada en los famosos girasoles de Van Gogh, que se trata de una habitación de cristal con girasoles en el piso y el techo, seguida por una habitación alusiva a “La Noche Estrellada” una habitación rodeada de luces negras y azules.

 

Por último tenemos una habitación con un automóvil pintado como una de las obras de este famoso artista. Lo más relevante que podemos decir sobre estas habitaciones es que son maravillosas para conseguir selfies que todos envidien.

 

 

La exposición Van Gogh Alive estará hasta el hasta el 31 de mayo en el Monumento a la Madre en la CDMX y tiene un costo de $275. Nuestra conclusión es que no lleves grandes expectativas a esta exposición, te advertimos que muchas de las imágenes que vuelan por internet son de las muestras en Europa.

 

En México, la exposición Van Gogh Alive deja mucho que desear pero seguro te funcionará si quieres tomarte fotos cool y comprar souvenirs para decorar tu habitación.

 

 

SIGUE LEYENDO: Lina Bo Bardi en el Museo Jumex: la mujer que cambió la arquitectura