Top
ViveUVM / Lifestyle  / La guerra de las corrientes: la batalla Edison vs Tesla
guerra de las corrientes

La guerra de las corrientes: la batalla Edison vs Tesla

A finales del siglo XIX dos grandes genios lucharon por ser los elegidos para iluminar el mundo. La guerra de las corrientes es una de las batallas científicas más famosas de la historia y no es de las más encantadoras pues se trata de una lucha de egos terminó por crear la silla eléctrica.

 

Muchos lo aman y muchos lo odian, lo que es seguro es que todos han escuchado hablar de Thomas Alva Edison, el inventor y empresario creador de la bombilla, el fonógrafo y la cámara de cine, pero no muchos están al tanto de la larga pelea que tuvo con Nikola Tesla y George Westinghouse por la distribución del suministro público de electricidad.

 

Pero no te preocupes porque en esta nota te contaremos de forma sencilla y rápida qué es la guerra de las corrientes.

 

 

Luz para el mundo

 

La famosa rivalidad entre Nikola Tesla y Thomas Edison surgió gracias a los sistemas de transmisión de energía eléctrica. Ambos defendían estrategias opuestas y ambos estaban seguros de tener la respuesta correcta (spoiler alert Tesla tenía razón).

 

A finales del siglo XIX la tecnología que generaba la energía eléctrica aumentaba día a día y la búsqueda de un sistema que permitiera utilizarla en la industria era una lucha feroz entre los científicos.

 

 

Edison, quien en ese momento ya contaba con gran reconocimiento por la invención de la bombilla decidió utilizar todos sus esfuerzos para lograr que su compañía, General Electric, fuera la pionera en iluminar, no sólo las industrias, también las ciudades enteras.

 

Para conseguirlo planeaba utilizar el sistema de corriente continua (CC), un método probado que podría haber funcionado si no fuera porque aunque generalmente esta se mantiene como una corriente constante debe mantener la misma polaridad, pues un eventual cambio de polaridad, lo que puede acarrear daños irreversibles en el aparato.

 

 

A esto le debemos sumar que la distribución de este sistema era complicado, para su correcto funcionamiento las centrales eléctricas debían ser construidas en el centro de las ciudades y los materiales que se requerían para su transmisión interurbana era muy costosa.

 

En medio de esta disputa Nikola Tesla llegó a las puertas de Edison. El científico comenzó a trabajar en la compañía del inventor y empresario, pero sus ideas no concordaron. Tesla demostró rápidamente las fallas del uso de la corriente continua de Edison y propuso cambiar la estrategia por el uso de la corriente alterna (CA), un sistema que gracias al uso de transformadores para elevar y disminuir los voltajes podía permitir ampliar las distancias de transmisión y hacer más sencillo el traslado.

 

A Edison no le pareció bien que su idea quedara relegada y esto avivó el fuego de la guerra de las corrientes, pero no la inició.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Por qué cayó el Muro de Berlín y cómo este acontecimiento cambió al mundo

 

La guerra de las corrientes: Westinghouse Electric vs General Electric

 

 

 

Tiempo antes de la llegada de Tesla a General Electric, George Westinghouse inició en Nueva York la compañía Westinghouse Electric, después de un fallido intento de asociarse con Edison.

 

Westinghouse Electric, al igual que General Electric desea unirse a la competencia para llevar la electricidad a cada rincón de la ciudad y al haber tenido ciertos roces con Alva Edison esta competencia comienza a ir más allá de lo profesional.

 

Seguramente el nombre de Westinghouse no te suene tan familiar y esto se debe en gran parte al desprestigio que la guerra de las corrientes le trajo. Si este tema ya te ha comenzado a dar un poco de curiosidad te recomendamos que veas la cinta Una guerra brillante en la que se adentra muy bien en el conflicto entre estos dos.

 

 

La película, tal vez no sea la gran entrega del año pero logra contarnos y explicarnos rápidamente como fue que este conflicto fue creciendo, hasta llegar al punto de convertirse en un hecho histórico.

 

Regresando al tema de Edison vs Tesla la historia dio todo un giro cuando Nikola decide separarse de Edison y llevarle sus ideas a Westinghouse quien rápidamente ve el potencial en esto y decide apoyar la corriente alterna.

 

A pesar de sus esfuerzos Edison comienza a perder terreno frente a Tesla y en un intento desesperado por recuperarse comenzó un movimiento de desprestigio hacia la corriente alterna asegurando que era peligrosa y mortal (algo de razón tenía).

 

 

Edison terminó por desprestigiar este tipo de energía y a sus inventores usando un generador de Westinghouse como fuente de alimentación para la primera silla eléctrica, probando así que este tipo de energía podía matar a los humanos.

 

De poco le sirvió este movimiento pues hasta el día de hoy es la opción de Tesla que se utiliza en las grandes ciudades para mover la energía. Pero no por esto podemos coronar como gran ganador de la guerra de corrientes a Nikola Tesla pues cedió todas sus patentes a su socio Westinghouse y terminó muriendo en la pobreza.

 

Esta historia ya se encuentra en cines con las grandes interpretaciones de Benedict Cumberbatch y Michael Shannon y si buscas conocer un poco más sobre este suceso podrías darte un tiempo para verla.

 

 

SIGUE LEYENDO: ¿Cuál es la causa de los incendios forestales y por qué cada día son peores?