Top
ViveUVM / Lifestyle  / Dile adiós al mal del puerco con estos tips
mal de puerco

Dile adiós al mal del puerco con estos tips

Ya estuvo bueno de que el sueño te haga pasar vergüenzas después de comer. Seguramente has jurado y perjurado que nunca más te volverá a pasar, pero fallas en el intento. No te preocupes, aquí te traemos los tips que necesitabas para vencer de una vez por todas al mal de puerco.

 

 

¡Adiós mal de puerco!

 

Aunque no lo creas, las soluciones son bien sencillas. Todo es cuestión de que te apliques con ellas para evitar caer en los brazos de Morfeo en esos momentos menos oportunos en los que debes estar despierto al cien sí o sí.

 

 

Buenos días, panza

 

Si por preparar tu exposición toda la noche, te dormiste tarde y aparte saliste de casa sin ingerir alimento alguno: tache. Llegar a la escuela o al trabajo sin nada de nada en el estómago, te pasa factura al mediodía o por la tarde cuando justo tienes una presentación o junta importante. ¡Desayuna!

 

 

 

Goles y novedades

 

Generalmente cuando terminas de comer, no digas que no, te da por recostarte o sentarte con toda comodidad en un mueble donde puedes estirar las piernas como si te acostaras. Bye. Eso fortalece tus ganas de echarte un sueñito. Mejor ponte a caminar. Platica del partido que perdió tu equipo con un amigo, o un chisme, pero camina.

 

 

 

Tranqui, tranqui

 

Tómate tu tiempo para disfrutar tus alimentos. Devorarlos rápido y con prisa únicamente va a acelerar tu deseo por echarte un sueñito en cuanto finalices de dar el último bocado. Mastica con calma, relájate y concéntrate en saborear tu platillo. Si de plano estás muy estresado, respira, búscate un hueco donde la presión del tiempo no te agobie.

 

 

TE SUGERIMOS LEER: Cómo luchar contra la parálisis del sueño

 

 

 

 

Adiós tv

 

¿Eres de los que se arrulla con cualquier serie o programa de televisión? Aléjate de cualquier pantalla que tengas a la vista. Esta es una trampa que tú mismo puedes ponerte cuando quieres aprovechar mientras clavas y estudias al mismo tiempo. Vete a un espacio donde no haya tele.

 

 

 

Por la sombrita

 

El calor tiende a ser un gran aliado de este mal, especialmente en épocas de sol sofocante. Tienes razón, la flojera es inevitable y se te van las ganas de hacer cualquier cosa (tareas, entrenamiento, estudio), pero cambia la perspectiva si encuentras un sitio con sombra, aire acondicionado o frescura.

 

 

 

 

Ponle fin a la batalla contra este travieso enemigo que en ocasiones aparece para poner a prueba nuestra voluntad por emprender cualquier actividad. Sus horas están contadas. Repite tres veces: “te venceré mal de puerco, te venceré mal de puerco, te venceré mal de puerco”.

 

 

ESTO TE PUEDE INTERESAR: No bajes tu rendimiento, conoce la importancia del sueño