Top
ViveUVM / Lifestyle  / Los museos más extraños en México
museos más extraños de México

Los museos más extraños en México

Un museo es sinónimo de cultura y estamos acostumbrados a encontrar en ellos bellas obras de arte que podemos admirar en una sala blanca y silenciosa. Pero existen otro tipo de museos, espacios poco esperados o con colecciones fuera de lo normal que pueden dejar a cualquiera con el ojo cuadrado. Este es el caso de los museos más extraños de México que se salen de la norma para mostrarnos cosas increíbles.

 

Una opción perfecta para este puente (o cualquier día libre) es visitar alguno de estos centros culturales, porque seguro no encontrarás nada parecido en otro lado.

 

 

¿Esto qué es? los museos más extraños de México

 

Deja de lado lo tradicional y comienza tu lista para explorar alguno de estos museos más extraños de México, se podría convertir en una bucket list muy interesante de cumplir.

 

 

Museo Ripley

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tona Moreno (@el_tona_moreno) el


Hace algunos años la revista Ripley buscaba presentar hechos extraordinarios y raros del mundo. Buscaba los objetos, personas o lugares más extraños y con ellos formaba una guía de lo extraordinario. Un museo basado en esta revista no podía ser diferente.

 

En el Museo de Ripley encontrarás una de las mayores colecciones de objetos extraños del mundo. En sus 9 salas se esconden toda clase de objetos extraños, como un juego de cubiertos para caníbal, cabezas humanas reducidas, una réplica del hombre más gordo del mundo y hasta una copia de la Mona Lisa hecha con 42 rebanadas de pan tostado.

 

 

Dirección: Londres 4, Col. Juárez,  Cuauhtémoc. Ciudad de México.

 

Museo Subacuático

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por fotos mexicanas (@mexicolin) el

 

¿Te imaginas admirar pasear por una galería de arte que se encuentre en el fondo del mar? Ni la mismísima Sirenita se hubiera imaginado un espacio como el Museo Submarino, el hogar de más de 500 estatuas colocadas bajo el agua.

 

Para admirar sus obras deberás perderle el miedo al agua y atreverte a descender (con la ayuda del equipo adecuado). No es necesario tener la certificación de buzo para visitar este museo pero sí es obligatorio saber nadar. El recorrido hacia este lugar se puede hacer desde Cancún o desde Isla Mujeres e incluye una clase de introducción con los aspectos básicos del buceo.

 

Si no quieres arriesgarte para visitar uno de los museos más extraños de México puedes optar por hacer snorkel.

 

Dirección: Cerrada Las Golondrinas, Alfredo V. Bonfil 24, Cancún.

 

 

TAMBIÉN LEE: ¡James Turrell en CDMX! Recorre su exposición en Museo Jumex

 

 

Museo de los Duendes

 

 

Se dice que en este lugar, que antes era un bosque, habita el Árbol de los Deseos con más de 400 años de antigüedad repleto de energía mágica. Cuenta la leyenda que al rededor de el los duendes han creado sus colonias y por las noches algunos caminantes han logrado captar con sus cámaras a estos seres. Por ello, la autora del libro Duendes, fundó éste museo en el año 2000 y desde entonces se ha convertido en uno de los museos más extraños de México.

 

Una casa de madera en medio del campo es el lugar perfecto para que estas míticas criaturas hagan de las suyas. En este lugar encontrarás elfos, trolls, gnomos, chaneques y hadas adornando cada pared del lugar. Por si fuera poco, tienen algunos textos de protección, creatividad, dinero, salud y fecundidad que podrían hacerte sentir dentro de una película de Harry Potter, si quieres que estos hechizos funciones no olvides dejar tu pequeña donación pueden ser monedas o dulces.

 

 

 

Dirección: Carretera Huasca – Tulancingo Km 2.5, San Miguel Regla, Hidalgo.

 

Museo del Retrato Hablado

 

 

Lo veas por donde lo veas, uno de los museos más extraños de México es el de los retratos hablados. En este lugar las caras de los criminales son parte de la obra de arte.  Se encuentra en el último piso de una torre habitacional y a simple vista nadie podría pensar que se trata de un museo.

 

Este espacio resguarda las obras del antropólogo Sergio Jaubert uno de los fisonomistas más importantes de México pero no se limita a mostrar los retratos, una de las funciones del museo es presentar al público las técnicas de este antropólogo para descifrar toda la información que una cara puede revelar y así evitar que te vuelvan a tomar por sorpresa.

 

 

Dirección: Avenida Universidad 1330, Del Carmen, Coyoacán, Ciudad de México.

 

 

Museo de las Momias de Guanajuato

 

 

No podemos hablar de los museos más extraños de México sin mencionar uno muy famoso pero muy raro. Se trata por supuesto del Museo de las Momias de Guanajuato que, aunque ya se trata de toda una tradición de la ciudad, no  deja de ser un sitio en el que se exhiben cientos de cuerpos momificados y en donde se cuentan algunas historias ocurrentes sobre sus muertes.

 

En los cementerios públicos de México ocurre un fenómeno un poco incómodo, si no se paga los derechos de la tierra “a perpetuidad”, con los años la administración tendrá la concesión de sacar estos restos del panteón. En Guanajuato esta norma se ha aplicado pero la gran sorpresa de la ciudad fue que al desenterrar estos cuerpos se encontraron con cadáveres momificados gracias a las extrañas propiedades del subsuelo del lugar.

 

Un poco más extraño es que decidieran hacer un museo de ello y ahora cuenten con diferentes momias que puedes olvidar en tu siguiente visita a Guanajuato.

 

Dirección: Explanada del Panteón Municipal, Centro, 36000 Guanajuato, Guanajuato.

 

 

Si te atreves a visitar alguno de los museos más extraños de México seguro no te vas a arrepentir pues además de conocer cosas nuevas (e inesperadas) podrás comprobar que los museos no siempre tienen que ser serios y aburridos.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: ¡El Museo Trick Eye ya está en México!