Top
ViveUVM / Lifestyle  / ¡Espántame, panteón! 5 cementerios extraordinarios en CDMX que debes conocer
panteones de miedo en CDMX

¡Espántame, panteón! 5 cementerios extraordinarios en CDMX que debes conocer

Pisar cualquier cementerio da un poco de temor, especialmente cuando se cuentan leyendas e historias de fantasmas que habitan en él. Ahora si bien, si eres de los que resisten el pánico y disfruta de sugestionarse con la idea de toparse con un espectro, date una vuelta por los panteones de miedo en CDMX.

 

 

Los panteones de miedo en CDMX para temblar del susto

 

Cada uno tiene sus historias, que no son pocas, pero siempre hay una que es más famosa que las demás o que es más escuchada porque los visitantes han confirmado que espíritus asustan al interior de los cementerios. Si tu corazón está apto para resistir el pánico, las opciones que leerás a continuación te esperan.

 

 

Panteón de San Rafael

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Camino…

Una publicación compartida de Monytor Ink (@monytor_ink) el

 

En este lugar se llevan a cabo tour especiales en fechas específicas, sin embargo, cualquier día es bueno para recorrerlo. El reto está en que controles tus impulsos de invocar a un difunto o evitar cualquier juego con una práctica de espiritismo porque puedes conseguirlo, y no te va a gustar nada ver un alma en pena frente a ti.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Cuentos breves sobre demonios que no te dejarán dormir

 

 

Panteón de San Isidro

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de NALOTO (@miristovar) el

 

Es uno de los panteones de miedo en CDMX que más temor causa. ¿Por qué? Porque en su interior se entierran puros niños. En sus tumbas reposan puros restos infantiles. Aquí, a las afueras, se aparece una niña por las noches para provocar accidentes automovilísticos, ya que ella murió en un choque. Por el día, dicen, se escucha el grito que soltó el día que falleció.

 

 

Panteón de Dolores

 

 

Aquí hay tumbas con figuras religiosas de tamaño considerable. Vírgenes, santos o ángeles, adornan algunos sepulcros. En este caso ten mucho cuidado de no molestar y mirar a los ojos a los angelitos de piedra por mucho tiempo, ya que solamente conseguirás que se muevan de su lugar para corretearte. Del impacto, ni tiempo de correr te va a dar.

 

 

Panteón de Xoco

 

 

En apariencia es tranquilo, incluso es de los menos macabros porque luce con flores. Ojo, no te vayas con la finta. Ubicado frente a un hospital de mismo nombre, te puedes encontrar a un anciano enfermo que te pedirá ayuda porque está muy enfermo. En realidad se trata del fantasma de un señor que pereció atropellado en la avenida que separa al panteón de la clínica.

 

 

Panteón de San Fernando

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Panteón San Fernando

Una publicación compartida de Ángel (@a.ngelgabriel) el

 

También museo, este rincón capitalino guarda un sinfín de leyendas en su interior. Visitarlo es además un paseo por la historia de México, pero… Precisamente el espíritu de un personaje histórico se te presentará en el trayecto porque su silueta, según, se refleja en objetos como ventanas o en las paredes. ¿Quién? El mismísimo Benito Juárez.

 

 

 

Obviamente no vayas solo. Pídele a un amigo o a tu primo que te acompañe para sentir la vibra fantasmal que tienen estos panteones de miedo en CDMX. O puedes ir al de Tlalpan, donde está el niño con canicas que no quiere dormir en su tumba. Si de plano eres muy miedoso, mejor ni le busques, porque hasta pesadillas vas a tener.

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Lugares con historias de terror en CDMX para conocer