Top
ViveUVM / Lifestyle  / ¿Te da mucho sueño? Ni se te ocurra dormirte en estos lugares
el mal de puerco

¿Te da mucho sueño? Ni se te ocurra dormirte en estos lugares

Una de las peores experiencias que puede experimentar el ser humano es el mal de puerco, un terrible enemigo que a veces nos hace la travesura de aparecer en el momento menos preciso o en el lugar más inoportuno para hacerte quedar mal.

 

 

Yo no hice nada, fue el mal de puerco

 

Todos, absolutamente todos enfrentamos a este peculiar mal que suele darnos batalla para a poner a prueba nuestras capacidades de esfuerzo y resistencia. En ocasiones perdemos de fea manera. ¡Y no digan que no! Pero hay de lugares a lugares para que te venza. 

 

 

En el cine

 

 

Inicia el curso escolar, te fijas en alguien que te gusta, le invitas a salir, te dice que sí y !zas!, tu primera cita es un homenaje al trágame tierra. ¿Por qué? Porque te comiste rápido las palomitas y la película te aburre un poco. Luchas contra ti mismo entre cerrar o no los ojos, sin embargo, ups, te cachan.

 

 

ÉCHALE UN VISTAZO A:  La importancia del sueño para que no bajes tu rendimiento

 

 

En la entrevista

 

 

Estás por terminar tu carrera o recién te titulaste, vas a la entrevista del empleo que deseas y a ti te da sueño justo cuando la persona de Recursos Humanos te recibe en su oficina. Tu entrevistador comienza a hacer su trabajo y tu actitud puede parecerle poco interesada en la vacante porque lloriqueas en tu pelea interna por no bostezar.

 

 

En casa ajena

 

 

Después de que tu novia habló maravillas de ti a sus papás, se te ocurre sentir que te quieres dormir en el hogar de tus suegros, ¡enfrente de ellos! Ni atención pones a las preguntas de rigor que te hacen los señores porque te preocupa mantenerte erguido luego de que percibes que estás a punto de cabecear.

 

 

En el transporte público

 

 

Es obvio que te canses y te dé sueño por culpa de tantas tareas y tanto que estudiar para tus exámenes, a cualquiera le pasa. Lo que debes evitar es llevar ese cansancio al vagón del metro o al autobús. En una de esas no te das cuenta de que te pasaste 5 estaciones o 10 calles por pestañear. Peor aún cuando corres el riesgo de que se abra la puerta y tú vienes recargado ene ella.

 

 

En la cafetería

 

 

Para concentrarte, te late ir a ese espacio consentido tuyo donde disfrutas de un capuchino mientras tecleas o lees algo en tu laptop. Como se te antoja un sándwich, te lo comes. La bomba de sueño estallará minutos después, por lo que debes estar alerta de no tirar el café encima de la computadora. 

 

 

Demuéstrate que sí puedes rendir a este travieso mal que nos pone en aprietos, no cedas a sus caprichos cuando quiera hacer de las suyas. Si de plano sientes que te gana, ya sabes, procura que no sea en uno de estos lugares. ¡Tú puedes con él!

 

TE RECOMENDAMOS: ¡Que no te hackeen! Crea una contraseña segura