Top
ViveUVM / Lifestyle  / Tú puedes salvar la vida de tu lomito con estos primeros auxilios

Tú puedes salvar la vida de tu lomito con estos primeros auxilios

Porque nunca se sabe cuándo y en qué tipo de circunstancia tu lomito requerirá de ti para salvarle la vida, conocer los primeros auxilios para perros es importante, especialmente los básicos mientras lo trasladas a la clínica veterinaria, o el veterinario acude en tu ayuda al lugar donde estés.

 

 

Los primeros auxilios para perros

 

En ocasiones unos cuantos segundos pueden ser la diferencia para que tu perrhijo permanezca estable y evite la fase de riesgo. Tú puedes evitar un trago amargo que desemboque en alguna fatalidad.

 

 

Respiración (caída, atropellamiento)

 

 

Ya sea por un atropellamiento o una fuerte caída, notarás en la respiración de tu mascota su estado general. El promedio es de 15 respiraciones por minuto; sin embargo, en caso de estar agitado por el susto o el impacto, la frecuencia es apenas mayor a 40 respiraciones por minuto. Acércate a su pecho y revisa este signo vital.

 

En este aspecto, aunque parezca un detalle menor que no lo es, tienes que estar calmado. De entrada, no grites y no te alteres con movimientos bruscos. Tu perrito notará el nerviosismo y esto podría alterarlo; esta situación puede derivar en un aumento de su ritmo cardiaco y, por consiguiente, de la respiración.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Tips para proteger a tu perro de la contaminación

 

 

Atragantamiento

 

dejar toser como primeros auxilios para perros

 

Un trozo de comida o algún objeto que tu mascota haya encontrado pueden ser motivo de obstrucción. Si tose mucho, déjalo así, ya que con este sencillo proceso es más que suficiente para que expulse aquello que le impide respirar. Incluso puedes meter tus dedos a su hocico para sacar el objeto; no olvides hacerlo con mucho cuidado para no asustarlo ni lastimarlo.

 

Sin embargo, si no tose será necesario que recurras a una maniobra que consiste en poner al can boca abajo y agarrarlo de las patas traseras (como carretilla) y sacudirlo con poca fuerza para salga el objeto. Otra opción es rodear con tus brazos la zona baja central de sus costillas y presionar hacia ti hasta que escupan el objeto que está obstruyendo su respiración.

 

 

Cortadura

 

primeros auxilios para perros en cortaduras

 

De primera impresión, la sangre asusta. Bueno, en esa situación tranquilízate, ya que en ocasiones es más escandalosa de lo que es. Antes que nada, por muy lindo y noble que sea tu mascota, colócale bozal o algo parecido para que no te vaya a morder, y es que por el dolor puede reaccionar por instinto.

 

Después, identifica la fuente de donde emana la sangre. Una vez que detectes el origen de la hemorragia, coloca un paño limpio en la herida y presiona. Si no es profunda ponle pómada y una gasa limpia para evitar infecciones. De lo contrario, mantén apretado el paño hasta que sea atendido por el veterinario. ¡Ojo!, no pongas torniquete.

 

 

Estrangulamiento

 

 

Puede ser que te haya gustado demasiado una chamarra o un collar precioso para tu perrhijo. Total, la compras y se la pones para presumir lo que mucho que lo adoras, pero esa prenda puede convertirse en un terrible enemigo para tu amigo de cuatro patas, ya que lo puede estrangular.

 

Si se presenta esta situación, de inmediato comprueba si late su corazón. De no ser así, aplica resurrección cardiopulmonar: recuesta a tu lomito sobre su lado derecho, aprieta su axila con suavidad (80/90 pulsaciones por minuto), deja un poco abierta la parte frontal de su hocico y cada 20 pulsaciones sopla con ligereza.

 

 

Insolación

 

 

Además de las eventualidades del clima como consecuencia del calentamiento global, México afronta la canícula, etapa más calurosa del año que comprende los meses de julio y agosto. Aquí debes reaccionar con los primeros auxilios para perros con el objetivo de regular su temperatura corporal. Un fuerte golpe de calor puede ser mortal.

 

Refréscalo con agua nada helada y no tan fría. Si es de raza pequeña puedes meterlo en una pequeña tina, pero si es de raza grande envuélvelo con una frazada que esté mojada o refréscalo con la manguera. También es fundamental que se hidrate constantemente para que su organismo no colapse.

 

 

Para aprender e informarte más acerca de primeros auxilios para perros, acércate al Hospital Veterinario UVM, que además es lugar recomendable en caso de que tu lomito requiera de atención urgente ante cualquier emergencia.

 

 

TE SUGERIMOS LEER: Rehabilita a tu mascota en este hospital veterinario