Top
ViveUVM / Lifestyle  / ¿Dulce o truco? La verdadera historia del Halloween
historia de Halloween

¿Dulce o truco? La verdadera historia del Halloween

La noche del 31 de octubre miles de niños salen disfrazados de sus casas para pedir dulces de casa en casa. La verdadera historia de Halloween, que parecería que llegó de las películas hollywoodenses, en realidad tiene un origen mucho más antiguo y místico.

 

Todas las festividades tienen un origen mucho más lejano del que podamos imaginar y la Noche de Bujas no es la excepción. Antes de Freddy Krueger y Pennywise Halloween tenía otro significado.

 

La verdadera historia de Halloween

 

Si le debemos agradecer la propagación de la celebración de Halloween a alguien es a Estados Unidos, que gracias a la gran industria cinematográfica ha posicionado esta fiesta como una de las más famosas en el mundo. 

 

Pero la historia de Halloween no inicia aquí, las festividades del 31 de octubre tienen un origen en el antiguo pueblo celta en Europa. 

 

 

Origen celta

 

 

Para los celtas una noche especial de otoño era el momento más importante del año y se le conocía como Samhain. En realidad no tenía un día en específico, cada año variaba dependiendo del tiempo y la luna, pero generalmente se realizaba en los últimos días de octubre o los primeros de noviembre.

 

Esta noche se conmemoraba el fin de la temporada de cosecha y marcaba el inicio para un nuevo año. Además, según sus creencias, ocurría algo muy especial. Durante esa noche el mundo cambiaba y la magia estaba más cerca de los humanos, las hadas permitían a los pobladores entrar en sus tierras y si no eras precavido hasta podías terminar secuestrado por ellas.

 

Además, los espíritus de los muertos tenían permitido caminar por la tierra y solían dirigirse a la casa de sus seres queridos (muy similar al Día de Muertos). Pero los buenos no eran los únicos que llegaban a vagar por las calles, porque también los malos espíritus solían rondar por las esquinas. 

 

 

Por eso, para mantener a todos felices y fuera de las casas, los celtas solían dejar ofrendas de comida en la puerta de los hogares. Esto con el tiempo se convirtió en los niños que van de casa en casa pidiendo dulces. 

 

Cuando los romanos conquistaron la Galia (a los celtas) el periodo de esta celebración se acotó a los últimos días de octubre y el cristianismo comenzó a expandirse en el territorio, la celebración del Samhain se consideró un ritual pagano; pero, en lugar de desaparecer por completo, se transformó.

 

Según la tradición católica el 1 de noviembre se considera el Día de todos los Santos, por lo que el 31 de octubre comenzó a considerarse la víspera de esta celebración All Hallows Eve.

 

 

Tradición irlandesa

 

 

Con el paso de los siglos la tradición del All Hallows Eve se arraigó aún más en la población y, a diferencia de lo que la iglesia esperaba, mantuvo los elementos bases de esta fiesta. Las creencias sobre una noche en el que el mundo de los vivos y los muertos se unían perduraron.

 

Los irlandeses tuvieron una especial influencia de esta celebración. Desde el 31 de octubre comenzaban las celebraciones de Eve of All Saints, Day of All Saints y Day of All Souls y al conjunto de estas fiestas se le llamó Hallowmas. 

 

Durante el Hallowmas en Irlanda se convirtió en una tradición que los vagabundos recorrieran casa por casa pidiendo comida a cambio de oraciones contra la muerte.

 

Como parte de los cuidados para alejar a los malos espíritus, se acostumbraba dejar velas fuera de casa.  Después se confeccionaron lámparas de calabaza con la cara de un tal Jack O’Lantern, un joven que, según cuenta la leyenda, intentó desafiar al diablo durante la víspera del Día de Todos los Santos y terminó en el infierno.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Pueblos mágicos para vivir el espíritu de Día de Muertos

 

 

 

Cuando los irlandeses comenzaron a emigrar a Estados Unidos llevando con ellos muchas de sus tradiciones ancestrales, como el Hallowmas. Ya en Estados Unidos la frase All Hallows Eve comenzó a contraerse en Halloween.

 

Así la historia de Halloween fue evolucionando, el misterio y el miedo que esta noche simbolizaba fue un elemento perfecto para el cine de terror, lo que ayudó a la difusión de esta festividad. Ahora la celebración ha perdido un poco su toque mágico y la mayoría lo ve como una noche para salir a las calles a comer dulces y disfrazarse de su Avenger favorito.

 

 

Aún así no podemos negar que durante la Noche de las Brujas cualquier ruido extraño podría darnos pesadillas. Después de todo, no sabemos si habrá algún espíritu chocarrero acechando en la oscuridad. 

 

 

TAMBIÉN LEE: Disfraces inspirados en películas que no todos usarán este Halloween