Top
ViveUVM / Vive  / Con estas habilidades podrás argumentar en juicios orales
Guía para argumentar en un juicio oral

Con estas habilidades podrás argumentar en juicios orales

Para los chicos que quieren ser abogados, un plus de estudiar la carrera de Derecho está en la oportunidad de convertirse en profesionistas capaces de argumentar en un juicio oral, algo que es novedoso en México.

 

Recordemos que en nuestro país, el Sistema de Justicia Penal dio la bienvenida en 2016 a los juicios orales, por lo que apenas se forman las primeras generaciones de abogados que deberán rifarse con el habla para pelear en un caso.

 

 

Lo que debes dominar para argumentar en un juicio oral

 

Estudiantes de Derecho de la UVM obtuvieron el segundo lugar en la Competencia Nacional de Litigación Oral en Ámbito Penal, además del reconocimiento a la Mejor Objeción y al Mejor Perito. Para eso, los chicos mostraron habilidades que son importantes de manejar en un juicio.

 

Si quieres saber cuáles son las habilidades básicas en la litigación oral, aquí te las presentamos.

 

 

Entonación

 

 

Si sueles hablar en tono bajito, como si contaras un chisme o gritas para llamar la atención, bye. Tienes que aprender a modular la voz basándote en tu propio timbre para que te hagas escuchar con claridad cuando le pongas énfasis a palabras importantes de tu discurso.

 

 

Pausas

 

 

Olvídate del bla, bla, bla, bla, sin respirar. Exprésate con calma, nada de prisas. Quien te oye necesita ponerte atención, por lo que hablar de corridito puede ser usado en tu contra. Si le das descanso al que te escucha, más confianza le brindas.

 

 

TIENES QUE ECHAR OJO A ESTO: Las mejores apps para estudiar

 

 

Muletillas

 

 

Manda a la tierra de nunca jamás el uso repetitivo de “mmm”, “bueno”, “este”, “pues”. Lo único que lograrás con eso es que te perciban como una persona cero segura para expresarse en público. Por eso es recomendable que te grabes y te escuches para que mejores tu lenguaje.

 

 

Vista

 

 

Aunque no lo creas, el contacto visual te puede noquear por completo. Si agachas o desvías la mirada, la sensación que generas es de indiferencia, desinterés y vergüenza. Una sugerencia para evitar es ensayar frente al espejo mientras repasas los puntos clave de tu discurso.

 

 

Posturas

 

 

 

Tal como te lo dice tu abuelita: no te jorobes y ponte derecho. Siempre ten la cabeza en alto, hombros rectos y evita a toda costa moverte de un lado a otro. Esto no quiere decir que permanezcas como piedra; mueve tus manos por lapsos para mantener el hilo de la conversación.

 

 

Así como 12 representantes de la licenciatura en Derecho de UVM pudieron destacarse en la Competencia Nacional de Litigación Oral en Ámbito Penal, muchos más podrán hacerlo para demostrar que son los mejores abogados del futuro.

 

ESTO SEGURO TE INTERESARÁ: Tips para empezar tu vida laboral