Top
ViveUVM / Vive  / Cómo hacer una bibliografía y no fallar en el intento
hacer una bibliografía

Cómo hacer una bibliografía y no fallar en el intento

Podría parecerte una de las partes más sencillas de los trabajos escolares; sin embargo es una de las partes fundamentales de todo trabajo de investigación y podría afectar más de lo que te imaginas a tu calificación. Y para que no te rompas la cabeza, te vamos a dar algunos consejos para aprender cómo hacer una bibliografía perfecta.

 

No es cuestión de romperse la cabeza o llorar lágrimas de sangre tratando de encontrar la forma correcta de hacer tu bibliografía, tan solo debes seguir estos simples pasos y te aseguramos que será pan comido.

 

 

¿Cómo hacer una bibliografía?

 

Es muy importante que al terminar tus trabajos agregues un apartado en donde enumeres todas tus fuentes, no importa si son libros, periódicos, entrevistas o incluso sitios de Internet. Esto no solo ayudará a tus lectores a tener una fuente de consulta a lo que estás presentando, también respalda tu trabajo.

 

Además, citar correctamente te podría salvar de muchos malentendidos, ya antes te habíamos explicado cómo el plagio podría afectar tu vida académica.

 

Como ves saber cómo hacer una bibliografía puede ser de gran utilidad así que pon mucha atención a las siguientes recomendaciones.

 

 

Mantén un control sobre tus fuentes

 

 

Llevar un control total sobre las fuentes consultadas es el primer paso para realizar un buen trabajo académico y para facilitar las cosas no hay nada mejor que las tarjetas de trabajo. Podría parecer un poco anticuado pero es un método que ha funcionado desde tiempos medievales.

 

El truco consiste en tener un juego de cartas a la mano, en este caso fichas bibliográficas es la mejor opción. En ellas notarás los datos necesarios del libro, periódico, revista o web que estás consultando y si es el caso también agregarás la cita textual que planeas utilizar.

 

Esto deberás realizarlo con cada fuente que utilices durante tu investigación, no importa si no estás seguro de utilizarla para tu trabajo, así evitarás el típico “¿dónde leí eso?”. Después podrás eliminar aquellas que no utilizaste.

 

Los datos que debes agregar en cada tarjeta (y que funcionarán sin importar el estilo de cita que elijas) son:

 

  • Título del libro
  • Nombre y apellidos del autor
  • Año en que fue editado el libro
  • Ciudad en donde se editó el libro
  • Editorial

 

Estos son los datos básicos y deberás complementarlos y ordenarlos según el estilo de cita que elijas (o el que te indique el profesor).

 

 

TAMBIÉN LEE: El manual de la buena ortografía: 10 errores comunes

 

 

 

Estilos de citas

 

 

Otro de los pasos a tomar en cuenta para saber cómo hacer una bibliografía es elegir el formato. Según tu carrera, grado o incluso materia el estilo de cita podría ser diferente y muchas veces será tu profesor el que te indique cuál deberás elegir. A continuación te presentaremos algunos de los estilos más frecuentes.

 

APA: Este es el más frecuente entre las carreras de ciencias sociales como Pedagogía, Psicología, Lingüística, Derecho, Administración, etc.

 

Ya tenemos toda una guía para que aprendas a citar en este formato sin importar el texto que estés consultando, aquí te dejamos la nota. Para que te des una idea de cómo funciona este estilo te dejamos el ejemplo de la estructura general:

 

Apellido del autor, Inicial mayúscula del primer nombre. (Año de publicación). Título del libro en cursiva. Ciudad y País. Editorial.

 

Vancuver: En el área biomédica el formato más utilizado para realizar una bibliografía es el Vancuver, fue desarrollado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos y generalmente hace referencia a revistas científicas.

 

Autores. Título del artículo. Abreviatura internacional de la revista. Año; número de la publicación o volumen: página inicial-final del artículo citado.

 

En el caso de los autores solo podrás colocar hasta 6 nombres.

 

MLA: El estilo Modern Language Association of America es utilizado para hacer referencia a otros trabajos académicos o de investigación, sobre todo en el área de humanidades. En las bibliografías de este formato es importante saber que las fuentes deben de ir en orden alfabético por el apellido del autor y sin numerar.

 

Apellido, nombre del autor. Título del libro en cursivas. Lugar de publicación: Editorial, año. Impreso.

 

Harvard: Este estilo fue desarrollado por la Universidad de Harvard y es la más popular en carreras como Física, Química y Biología.

 

Apellido del autor en minúsculas, inicial del nombre (con punto), año de publicación. Título y subtítulo en cursivas. Número de edición. Ciudad de edición, Editorial.

 

 

Aprovecha la tecnología

 

 

La tecnología nos ha ayudado para no tener que rompernos la cabeza tratando de descubrir cómo hacer una bibliografía, ella la hace por nosotros. Word tiene integrado un apartado que podría ahorrarte muchos dolores de cabeza.

 

Se trata de la sección de referencias en donde podrás ajustar, acomodar y estandarizar tu bibliografía tan solo con un clic.

 

Solo debes irte a la sección de referencias. Ahí encontrarás el apartado de Bibliografía y solo debes elegir “Insertar bibliografía”, a un costado podrás seleccionar el estilo bibliográfico que desees utilizar y en administrar fuentes podrás agregar todos los textos que quieras.

 

Además, será la computadora quien genere el orden, tú solo debes meter la información solicitada en el apartado de “nuevas fuentes” y listo, ya tienes tu bibliografía.

 

Como podrás darte cuenta descubrir hacer una bibliografía no es tan complicado como lo pintan. El mayor reto es recopilar todas las fuentes que utilizaste, pero si sigues nuestros consejos será pan comido.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Esta guía para citar en formato APA solucionará la mitad de tus problemas académicos