Top
ViveUVM / Vive  / Si atraviesas por un mal momento, tenle confianza a tus maestros
confianza en los maestros

Si atraviesas por un mal momento, tenle confianza a tus maestros

Todos tenemos días malos, a veces unos más críticos que otros, pero por diferentes razones no siempre tenemos ganas de expresar lo que sentimos a nuestros amigos. Ya sea por pena, enojo o miedo, guardamos emociones que pueden generar más problemas. Sin embargo, buscar un punto de vista distinto puede ser reconfortante. Por eso te damos un par de razones para tener confianza en los maestros.

 

 

¿Por qué tener confianza en los maestros?

 

Aparte de llamarte la atención por no entregar tareas a tiempo, te brinda la oportunidad de que confíes en su persona. Funge como un par de oídos dispuestos a escuchar. Por su experiencia y conocimientos también posee herramientas para orientarte o guiarte con algún consejo o sugerencia.

 

 

Sin lazos

 

 

A lo mejor no sabes cómo decirle a tus familiares que cancelarás las vacaciones de verano con ellos porque ya tienes plan de hacer un viaje con tus amigos. Como es algo importante para tu entorno, te partes la cabeza para hallar una manera de hablarlo. Tu maestro, al no ser de tu familia, ni de tu círculo de amigos, te guiará hacia una solución sensata.

 

 

Un pasado

 

 

Como te da vergüenza mostrarte dolido con tus amigos porque te acaban de cortar, y no quieres que en tu casa te vean así porque tus papás no te dejarán de preguntar el porqué, le contarás a tu maestra que tienes roto el corazón. Toma en cuenta que ella también fue joven y se enamoró.

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Típicas cosas que nos dicen los papás al entrar a la universidad

 

 

Es imparcial

 

 

No has podido dormir porque te mortifica que dos de tus mejores amigas estén peleadas por culpa de un chisme. Te encantaría poder intervenir, sin embargo, piensas cómo hacerlo para que no tomen a mal tu participación. Bueno, lejos del conflicto, testigo auditivo de lo que describes, el maestro te dará una solución prudente.

 

 

Opinión positiva

 

 

Quienes te conocen, te han dicho que el cambio de peinado que tienes planeado no va contigo. Obvio, eso te aflige. Más te deprime porque esperabas su apoyo, no obstante, te desaniman. Tú tranqui. Por fortuna tu maestra estará ahí para alentarte a sentirte con “si eso te hace sentir bien, hazlo”.

 

 

Sabiduría y amabilidad

 

 

Con un “tranquilo, todo va a estar bien” es suficiente para sentirnos mejor después de haber hecho un coraje por una discusión en casa. En este caso también fue inteligente de tu parte buscar esas palabras que necesitabas oír en vez de soportar regaños o choros que sólo le echarán más leña a tu enojo.

 

 

La confianza en los maestros no solamente aplica en cuestiones estrictamente académicas. Al formar parte de nuestra vida universitaria llegan a cobrar un rol de mayor trascendencia en lo cotidiano. ¡Atrévete a conocerlos!

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Cosas que tus maestros sufrieron y a ti no te tocó padecer