Top
ViveUVM / Vive  / Qué son los estilos de aprendizaje y cómo pueden ayudarte a mejorar tu rendimiento
estilos de aprendizaje

Qué son los estilos de aprendizaje y cómo pueden ayudarte a mejorar tu rendimiento

No todos aprendemos de la misma forma, por eso es muy importante que tengamos claro cuáles son los diferentes estilos de aprendizaje porque entre más claro tengamos las distintas formas que existen para aprender más rápido podremos encontrar qué método nos funcionará más.

 

Para algunos escuchar al profesor es suficiente para aprender a la perfección una lección, otros prefieren leer las lecciones de un libro y hay quienes preferirán analizar y entender la lección para poder aprenderla.

 

Esto se debe a que cada persona tiene diferentes estilos de aprendizaje y muchas veces alguno domina sobre los demás, por ello es imposible que todos los estudiantes de un salón aprendan igual.

 

Y esta podría ser la razón por la que algunas clases te parezcan más complicadas que otras, pero no te preocupes porque una vez que conozcas cuál es tu estilo de aprendizaje dominante podrás cambiar tus hábitos de estudios y adaptarlos para facilitarte la tarea.

 

 

Los estilos de aprendizaje cambiarán tu forma de aprender

 

Como dicen las abuelas, “lo que bien se aprende nunca se olvida” y equivocarte en los estilos de aprendizaje que practicas casi es como tener amnesia. Para nadie es sencillo aprender de una manera en la que no está cómodo.

 

No solo afecta en las calificaciones, también repercute en la calidad de conocimiento que adquieres pues al no permitirte dominar el tema, la mente va relegando este conocimiento hasta olvidarlo por completo.

 

Las cosas son muy diferentes cuando sabes qué estilos de aprendizaje te ayudan, de esta forma es mucho más probable que el conocimiento quede grabado en nuestro cerebro para siempre.

 

 

Visual

 

 

Si sabes que para poder aprender tienes que leer y escribir los temas es muy claro que entre los estilos de aprendizaje el que dominas es el visual. En este tipo de aprendizaje sueles relacionar las ideas y conceptos con imágenes mentales que te permiten recordarlas.

 

Seguro que en algún momento te ha pasado que al tratar de recordar un tema piensas en la página del cuaderno en dónde lo escribiste o incluso imaginas el libro en el que lo leíste. En este tipo de casos (que resultan ser la gran mayoría de estudiantes universitarios) la mejor forma de estudiar son los mapas conceptuales.

 

Los mapas a diferencia de los resúmenes, te harán esforzarte más en analizar y entender el temas complejos con el fin de poder esquematizarlos al mínimo. Además, entre más atractivos los hagas a la vista más fácil será para ti recordarlos después.

 

Otro gran tip para los estudiantes visuales es tomar notas. Para este tipo de aprendizaje, las conferencias, ponencias y otros medios de información auditivos suelen ser complicados, por ello se les recomienda tomar nota de lo que escuchan a fin de que más tarde puedan leerlo cómodamente.

 

 

PUEDE INTERESARTE: Estas son las ventajas de estudiar en grupo

 

 

 

Auditivo

 

 

Algunos afortunados son capaces de entender por completo un tema complejo tan solo escuchando las explicaciones del profesor. Para estas personas el estilo de aprendizaje es el auditivo.

 

Si posees este tipo de habilidad de aprendizaje seguro en algún momento has logrado recordar algo gracias a los signos audibles como ligeros cambios de tono de voz en una narración, cambio en las entonaciones y acentos.

 

Para este tipo de estudiantes grabar el audio de la explicación del profesor puede ser mucho más útil que escribir 100 veces en una plana aquello que necesitas aprender.

 

También es recomendable utilizar audiolibros (si están disponibles) o leer en voz alta los temas más complicados. Si no puedes utilizar un audiolibro, escuchar música mientras estudias podría serte de mucha utilidad pues puedes darle un sonido a lo que estás leyendo y te será más fácil recordarlo después.

 

Aunque los exámenes pueden ser un verdadero dolor de cabeza para ti, las pruebas orales y presentaciones son tu gran ventaja así que aprovéchalas y platica con tu profesor para que las incluya dentro de la evaluación.

 

 

Kinestésico

 

 

Aquellos que dicen que en la práctica aprenden mejor que en los libros pueden decir que de los estilos de aprendizaje el suyo es el kinestésico.

 

Los estudiantes que dominan este tipo de aprendizaje suelen ligar las sensaciones y movimientos a los conceptos del tema que están estudiando, por lo que les es mucho más sencillo aprender las cosas haciéndolas que leyendo la teoría.

 

Si mientras estás estudiando no puedes evitar mover ligeramente la pierna, juguetear con la pluma mientras lees y por más horas que pasas sentado en la mesa sientas que no has aprendido nada, seguro que el aprendizaje kinestésico es lo tuyo.

 

Para este tipo de alumnos las prácticas en laboratorio y las prácticas de campo son el mejor método de aprendizaje. Y aunque en los métodos de enseñanza tradicionales no encontramos mucho apoyo para aprender de forma kinestésica sí hay diferentes acciones que puedes tomar para mejorar tu proceso de estudio.

 

Una de ellas es caminar mientras lees o escuchas el tema. Mantenerte en movimiento mientras te concentras en los conceptos que deseas aprender puede ser una de las opciones más precisas para ayudarte a entender y recordar cada tema.

 

Además, otra de las grandes recomendaciones para este tipo de estudiantes es dejar de lado el escribir con pluma y moverse a las computadoras, el teclado resulta una gran ayuda al momento de intentar aprender con este estilo debido a los movimientos manuales que realizamos para utilizarlo. Así que olvídate de tomar apuntes en el cuaderno y mejor comienza a cargar con tu laptop.

 

Cada uno de los estilos de aprendizaje tiene sus ventajas y desventajas y muchas veces deberemos adaptarnos a lo que la escuela nos dicte, pero no debemos preocuparnos por esto.

 

Al final del día todos tenemos un poco de los tres estilos y aunque uno sea el dominante no quiere decir que no podamos adaptarnos a los otros, lo que sí debemos hacer es comenzar a modificar los hábitos de estudio que tenemos en casa a fin de garantizar que si en algún tema no entendimos del todo, nuestro repaso en casa será adecuado a lo que necesitamos para entenderlo.

 

Te recomendamos comenzar con alguno de los tips anteriores y con el tiempo verás que puedes encontrar la forma de estudiar que mejor te acomode.

 

 

TAMBIÉN LEE: ¿Qué es la técnica pomodoro y cómo puede ayudarte a estudiar en casa?