Top
ViveUVM / Vive  / Cómo elegir una maestría: tips para escoger un postgrado y no arrepentirte
elegir una maestría

Cómo elegir una maestría: tips para escoger un postgrado y no arrepentirte

Parecería que la elección más difícil de nuestra carrera es elegir qué licenciatura estudiaremos pero cuando te enfrentas a la decisión de elegir una maestría te das cuenta que las dudas no terminaron ahí.

 

Una vez que terminaste la carrera es muy comenzar a pensar en iniciar un posgrado que te ayude a conseguir mejores perspectivas laborales. Pero antes de dar este paso es muy importante que te tomes un tiempo para pensar qué maestría elegirías.

 

 

Cómo elegir una maestría perfecta para ti

 

Elegir una maestría no tiene porque ser una encrucijada si tienes claro qué es lo que necesitas revisar antes de comprometerte, por eso hemos preparado algunos tips que te ayudarán con tu selección y te evitarán muchos dolores de cabeza.

 

 

Identifica tu perfil profesional

 

 

¿A qué te quieres dedicar? Una vez terminada la licenciatura los caminos laborales a los que podrías optar deben ser más claros que antes. Ahora sabes qué aspectos de tu carrera te gustan y cuáles no, esto puede serte de mucha ayuda al momento de decidir el rumbo que deseas tomar profesionalmente.

 

Además de guiarte por tus instintos investiga, si ya sabes a rubro te quieres dirigir puedes hacer un sondeo sobre las maestrías más valoradas dentro de este. Así no solo te aseguras de poder ingresar al área que deseas, te convertirás en un candidato muy atractivo.

 

 

No te guíes por modas

 

 

Al momento de elegir una maestría debes evitar guiarte por las tendencias momentáneas y comenzar a pensar qué será más útil a largo plazo. Si estás pensando en iniciar algún posgrado en la tecnología del momento piensa dos veces cuánto tiempo podría serte útil.

 

Aunque toda la vida tendrás que estar en constante capacitación debes pensar en que tus conocimientos (y tu título) pueda abrirte puertas durante una buena cantidad de tiempo. La maestría es una gran inversión y esta debe ser capaz de rendir frutos el tiempo suficiente.

 

 

SIGUE LEYENDO: Las enfermerías que te ayudarán a salvar el mundo y son bien pagadas

 

 

Conoce el plan de estudios

 

 

No se vale aventarse a la suerte y sin previsión. Una vez que elijas el posgrado que te interesas (y desde el primer momento en el que piensas elegir una maestría) deber revisar por completo el plan de estudios de esta.

 

No basta con saber a grandes rasgos qué aprenderás, revisa todo su programa y si es posible a sus profesores. Si decides estudiar la maestría en la misma escuela en la que realizaste la licenciatura tal vez ya conozcas a algunos de los docentes que imparten las clases y eso te ayudará a saber que tanto te sentirás complacido con las clases.

 

¡Mucho ojo! cuándo te invitamos a revisar el plan de estudios no hablamos de leer el nombre de cada materia y listo. La idea es que investigues un poco acerca de la función de cada clase que tomarás, los talleres que incluye e incluso las prácticas que realizarás en el proceso.

 

Será un trabajo arduo pero al momento de elegir verás su beneficio.

 

No subestimes la experiencia laboral

 

Aunque una maestría podría ayudarte a encontrar una buena posición laboral debes tener en cuenta que las empresas no solo buscan los títulos académicos. Al momento de salir a buscar trabajo la experiencia laboral es un punto clave para que seas considerado.

 

Por ello, antes de elegir una maestría toma en cuenta si podrías combinarla con algún trabajo que te permita dar tus primeros pasos en el mundo laboral.

 

¿En línea o presencial?

 

 

Si toda tu vida has llevado un sistema presencial debes pensar qué tanto podría convenirte estudiar en línea. Podría sonar cosa fácil tomar clases desde la comodidad de tu hogar, pero llevar un estudio autodidacta es más difícil de lo que muchos piensan.

 

En nivel de compromiso y responsabilidad que se requiere para estudiar una maestría en línea es diferente al que estás acostumbrado, pues depende enteramente de ti mantenerte al día con tus estudios.

 

Por otro lado, si estás trabajando o tienes otras actividades, pensar en una maestría en línea podría ser la mejor opción. Cuando decides integrar una maestría dentro de tu horario y quieres hacerla presencial, tienes que sumar no solo las horas que estarás en el salón, también el tiempo de traslado.

 

Los posgrados en línea de UVM te dan total libertad de horario, por lo que tu podrás decidir dónde, a qué hora y durante cuánto tiempo estarás estudiando. Esta solución es la mejor si no deseas estudiar a tiempo completo.

 

 

Elegir una maestría es una decisión muy importante para tus próximos años como profesionista, aún así, no tiene porque ser un verdadero dolor de cabeza. Lo más importante es que seas sincero contigo mismo y elijas algo que te interese y te sea útil para alcanzar tus metas.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Consejos para estudiar una en línea y no fallar en el intento