Top
ViveUVM / Vive  / Obesidad y sobrepeso, la epidemia que afectará al mundo a partir de 2020
epidemia de sobrepeso y obesidad

Obesidad y sobrepeso, la epidemia que afectará al mundo a partir de 2020

Desde que inició el siglo XXI, la OMS se ha encargado de tratar con especial preocupación la posibilidad de una futura epidemia de sobrepeso y obesidad a nivel mundial. Parece que su angustia se convierte en una terrible realidad en el planeta, ya que aumentan los números de casos con gente que padece esas enfermedades. Los causantes de riesgo también se han incrementado, por lo que hace un llamado urgente por combatir este nuevo enemigo masivo para la salud.

 

 

Alarma de 2020: epidemia de sobrepeso y obesidad

 

En 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó un aproximado de 2.3 mil millones de personas con sobrepeso y 700 millones con obesidad. Tales cifras desprendieron un pronóstico negativo para los próximos años con el incremento de una a cinco de cada 10 personas con estos problemas de salud. Y es un parámetro que comienza a detectarse en la actualidad. En México, por ejemplo, en 2018 pasó del 9.5% al 29% de población afectada.

 

Se definen al sobrepeso y la obesidad como “la acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo que puede resultar perjudicial para el organismo”. Entre las principales causas de estas enfermedades con su progresión se encuentran el abuso en consumo de calorías y ausencia de actividad física para quemar dichas calorías.

 

 

TE SUGERIMOS LEER:  ¡Sé un héroe! Estudia una de las carreras que salvarán al planeta

 

 

 

En lo concerniente a la alimentación, nutriólogos de todo el mundo han puesto demasiada atención en este tema porque, además del peso derivado por comer mal, se han desprendido otras afectaciones como diabetes, hipertensión, colesterol elevado e incluso cáncer. A esos daños físicos se suman los emocionales como depresión y pérdida de autoestima. En este sentido, la persona que padece sobrepeso y obesidad pone primero en riesgo su calidad de vida y después la vida misma por complicaciones fisiológicas.

 

Con base en información de la OMS, 2.8 millones de personas mueren cada año por culpa de estos males. A la fecha su estimación es de 30  de cada 100 personas con complicaciones por tener un peso mayor al que deberían y se prevé que para 2030 sean 50 o más de cada 100, es decir la mitad de la población mundial. Por otra parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indica que 800 millones de personas acuden anualmente a revisiones médicas.

 

 

¿Qué acelera una epidemia de sobrepeso y obesidad?

 

 

Existe la idea de que se desencadenan simplemente por una pésima alimentación, sin embargo, otros factores contribuyen a que sean más los casos de pacientes que enfrentan estas enfermedades. Hoy día el mundo registra una serie de situaciones adversas que, mezcladas con el hecho de no comer de forma adecuada, potencian la gravedad de daños en la salud.

 

Factores alimenticios:

 

  • Excesivo consumo de grasas.
  • Sobrealimentación (comer de más sin tomar en cuenta la cantidad).
  • Adopción de dietas con alto contenido de grasas, azúcares y carbohidratos.
  • Cocinar mal (porciones inexactas, uso de aceites, pocos alimentos hervidos).
  • Comer en la calle.

 

 

Factores no alimenticios:

 

  • No hacer ejercicio.
  • Guerras y conflictos armados.
  • Desastres ambientales como incendios en zonas de cultivo.
  • Sequías.
  • Exceso de horas en jornadas laborales.
  • Pobreza.

 

Nutriólogos al rescate y costos a largo plazo

 

 

Profesionistas del ámbito de la nutrición se han convertido en especialistas con alta demanda por sus servicios y conocimientos. Principalmente son buscados por aquellas personas que ya fueron detectadas con problemas de sobrepeso y obesidad, aunque ello no impide que gente recurra a su trabajo para prevenir y evitar afectaciones con mayor peso en el cuerpo.

 

Una de las inquietudes primordiales tiene que ver con las dietas, ya que cada individuo cuenta con características propias que obligan a diseñarle y procurarle un plan alimenticio específico. Depende de cada ser humano es la dieta que se le asigna, no obstante, nutriólogos coinciden en puntos clave que todo paciente debe considerar en los años venideros para afrontar la epidemia de sobrepeso y obesidad.

 

  • Reducción de calorías. Supervisar hábitos de comer para equilibrar la cantidad normal que debe ingerir una persona.
  • Satisfacción por comer lo adecuado. Reducir la sensación de hambre e incrementar la sensación de bienestar general.
  • Elección de opciones saludables. Limitar consumo de grasas, procesados y azúcares. Ingerir alimentos vegetales como frutas y verduras.
  • Restricción de algunos alimentos. Aplica especialmente para el consumo de bebidas endulzadas como refrescos.
  • Reemplazos alimentarios. Consumir snacks naturales (frutas, verduras) en lugar de barritas energéticas.

 

 

En contraste, quienes no se han aproximado a un nutriólogo y no están interesados en hacerlo, corren serio peligro. De no atender su salud, pueden transformarse en víctimas de la epidemia de sobrepeso y obesidad, que conlleva además un gasto financiero considerable.

 

En 2017, el informe del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) calculó que los costos de enfermedades derivadas de sobrepeso y obesidad fueron de 240 mil millones de pesos anuales, y será de casi 300 mil millones en 2023.  Por cada individuo, el precio anual de su tratamiento es de 63 mil pesos.

 

 

¡Pon manos a la obra! Estás en buen momento para iniciar a cuidar tu alimentación de cara a la epidemia de sobrepeso y obesidad que se avecina. Tú puedes ser elemento de cambio para que otros sigan tus pasos e impidan verse dañados por enfermedades relacionadas al aumento de peso.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Mitos que existen sobre estudiar la carrera de Nutrición