Top
ViveUVM / Vive  / Este exitoso proyecto nació en la incubadora UVM
Proyecto incubadora UVM

Este exitoso proyecto nació en la incubadora UVM

Toda historia de éxito comienza a partir de un sueño. Pero hay que emprender y poner manos a la obra para cumplirlo. Ximena Gastelum es un claro ejemplo de que creer y querer es poder; ella tuvo una idea, la desarrolló en la incubadora UVM y ha llegado lejos.

 

 

INCUBADORA UVM

 

Ximena cursa la licenciatura en Administración de Negocios Internacionales en UVM Hermosillo. Fue en su campus donde empezó y culminó el proceso de incubación de su producto en tan solo 8 meses. Ahora comercializa cremas orgánicas hechas con ingredientes naturales para tratar enfermedades de la piel.

 

Su visión empresarial surgió gracias a su tía, la cosmiatra Denisse Gastelum, quien elaboró las cremas Dermadess hace 5 años con el objetivo de ayudar a personas con problemas como acné y dermatitis que no pueden someterse a tratamientos caros.

 

 

En cuanto detectó la oportunidad de venderlas, Ximena acudió a la incubadora UVM.  Primero diseñó un plan de negocios,  hizo un balance financiero, aplicó encuestas y buscó proveedores. Como la crema ya existía, todo era cuestión de encontrar la manera de producirla en mayor cantidad.

 

 

Te recomendamos: ¿Qué estudiaron los CEO más importantes del mundo?

 

 

Actualmente, Ximena y Denisse están en la etapa de post incubación para constituirse legalmente como empresa. También trabajan en el logotipo, la etiqueta, registro de marca, código de barras y trámites que se requieren para posicionar a Dermadess en el mercado.

 

proyecto de incubadora UVM

 

Ambas fueron invitadas a la Semana Nacional del Emprendedor en la Ciudad de México. Dieron a conocer Dermadess como resultado de un exitoso proyecto surgido de la incubadora UVM. Contemplan expandirse a productos como desmaquillantes y desodorantes para gente de piel sensible o afectada por el cáncer.

 

Estudiante y emprendedora de la comunidad UVM, Ximena compartió un mensaje para todos aquellos jóvenes que dudan de iniciar un negocio: “No tengan miedo, arriesguen. Yo nunca imaginé hacer el proyecto con las cremas, pero lo disfruté tanto que llegué muy lejos. Es mucho trabajo y esfuerzo, sin embargo, te llena de orgullo. Vale la pena tomar el riesgo”.

 

También te puede interesar: Una nueva vida llega al mundo gracias a una Lince UVM