Top
ViveUVM / Vive  / ¿Leucemia en perros y gatos? Esto es todo lo que tienes que saber
leucemia en mascotas

¿Leucemia en perros y gatos? Esto es todo lo que tienes que saber

Actualmente perros y gatos están expuestos a contraer enfermedades de alto riesgo que requieren de tratamientos especializados. Una de ellas es la leucemia en mascotas, un mal que no solamente puede provocar la muerte, sino que afecta la calidad de vida del animal que la padece. Por suerte existen opciones de lugares para atender estos casos, como el Hospital Veterinario UVM.

 

 

La leucemia en mascotas

 

Durante el 3er. Congreso Internacional de Especialidades, efectuado en el Hospital Veterinario UVM, se abordó este tema. En su ponencia, Mónica Saavedra Cruz, especialista en Patología Clínica Veterinaria, fue puntual en una de sus conclusiones respecto a esta enfermedad: falta mucha investigación. Sin embargo, poco a poco, México toma conciencia para estudiarla y tratarla.

 

 

¿Qué es la leucemia en perros y gatos?

 

 

Es una neoplasia hematopoyética maligna que tiene su origen en la médula ósea, que es el órgano productor de sangre. Las células proliferan de forma descontrolada, es decir que se producen muchas y no mueren en el tiempo de vida correspondiente, tardan más de la cuenta.

 

Los principales factores para desarrollarla son: ambientales (exposición a radiación), genética (mutaciones), virus oncogénicos, agentes tóxicos (benceno) y fármacos. Se diagnostica a través de alteraciones del sistema fagocífico mononuclear, mastocitosis sistémica, enfermedades infecciosas y síndromes mielodisplásicos.

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Electroquimioterapia, tratamiento para curar el cáncer en perros y gatos

 

 

 

 

Cinco signos clínicos son los más comunes: letargia, anorexia, fiebre, vómito y diarrea. De las alteraciones que puede llegar a manifestar tu lomito o tu mishi, se encuentran: coagulación, glaucoma, desprendimiento de retina, daños neurológicos e hiperviscosidad.

 

Se clasifica en tres vertientes:

 

  • Aleucémica. No se ven las células.
  • Subleucémica. Se aprecian algunas células.
  • Leucémica. Detectado el mal por completo.

 

Se divide en dos niveles de riesgo: aguda y crónica. La aguda se presenta en pacientes con edad promedio de seis años, generalmente en machos y las células son inmaduras. La crónica se presenta en pacientes con edad promedio de nueve años, generalmente en machos y las células son maduras.

 

 

Atención, tratamiento y cura

 

 

Una evaluación certera para diagnosticar el grado de leucemia en mascotas que pueda tener tu perro o tu gato, se efectúan las siguientes pruebas: hemograma, aspirado o biopsia de médula ósea, citoquímica, inmunohistoquímica, citometría de flujo y citogenética. Para la evaluación de médula ósea, se valora la edad del paciente.

 

Tratamiento:

 

  • Antibióticos.
  • Factores de crecimiento hematopoyético.
  • Terapia de líquidos.
  • Transfusión.
  • Quimioterapia.

 

La aplicación de quimioterapia es lo más recomendable porque combate con agresividad el daño sin provocar dolor en el animal tanto en las sesiones como en su proceso de recuperación. En este sentido, se le atiende en tres fases: inducción, mantenimiento y rescate-salvamento. En el único caso que no ayuda la quimioterapia es en el de leucemia de mastocitos, que sí tiene solución con electroquimioterapia (descargas de voltios).

 

 

 

Dos detalles importantes también fueron expuestos por Mónica Saavedra Cruz en su conferencia. Uno tiene que ver con la cuestión financiera, ya que tratar la leucemia en mascotas es caro, por lo que hay necesidad de encontrar soluciones para que sea más accesible a dueños de lomitos y mishis que desean calidad de vida para ellos.

 

Y el segundo, primordial desde principio a fin con la detección de la enfermedad, es la comunicación del amo del paciente con el cuerpo médico que le atiende. Suele ocurrir que en ocasiones el propietario opta por otras alternativas sin consultar a los especialistas o se informa mal y toma decisiones que terminan por afectar al can o al minino. ¡Recuerda que también sienten y son parte de la familia!

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Checa cómo funciona la electroquimioterapia en perros