Top
ViveUVM / Vive  / Los mitos de la enfermería que perjudican a esta profesión
mitos de la enfermería

Los mitos de la enfermería que perjudican a esta profesión

Hay carreras que a veces asustan a los interesados en estudiarla por falsas ideas acerca de ellas. En este caso, los mitos de la enfermería han distorsionado la realidad de una profesión que cada vez requiere de más personas calificadas en la práctica. ¿Cuáles son estos mitos? Echa ojo a algunos.

 

 

Los mitos de la enfermería a vencer

 

Desafortunadamente vivimos una época en que millones de personas enfrentan diversos problemas de salud y que requieren de atención especializada en sus cuidados para poder guiarlos hacia la recuperación o hacia una mejor calidad de vida. Por eso es fundamental en esta carrera.

 

 

No es cuestión de género

 

 

Una de las principales creencias en el inconsciente colectivo es que se trata de una profesión exclusiva de las mujeres, lo cual no es cierto. Los hombres también pueden desempeñarse como enfermeros, al grado de que ha habido ejemplos concretos en películas o series de televisión como Grey’s Anatomy.

 

 

No es asistente personal del médico

 

 

Si tienes la idea de que estos especialistas de la salud son secretarios particulares del doctor y solamente reciben órdenes, ¡nada que ver! En verdad su labor es amplia, ya que intervienen en la toma de decisiones para un tratamiento, son responsable de cuidar a un paciente y su evolución, mantienen el control de medicamentos y se comunican con el enfermo.

 

 

TE SUGERIMOS LEER: Ingenierías que puedes cursar y tener el empleo del futuro

 

 

No son parte del mobiliario

 

 

Existen pacientes que quisieran ver en repetidas ocasiones al enfermero, pero no siempre se puede. En primera porque tiene que visitar y supervisar a otros enfermos; en segunda porque se reúne con médicos u otros compañeros para analizar expedientes, con el objetivo de valorar tratamientos a seguir o modificar.

 

 

Wazowski, no ordenaste tu papeleo anoche…

 

 

Otra concepción equivocada es que tienen mal carácter. ¡Tremendo error! Por fortuna, muchos están fuera de serie y totalmente dispuestos a dar el mejor trato a los pacientes, incluso son innovadores con métodos que hacen sonreír a quienes están convaleciendo en cama.

 

 

No son de piedra

 

 

¡Cuántas historias no acumula en su corazón un enfermero! Sufren, por supuesto que sufren, tienen su corazón. Durante días y noches pueden ser la única persona que deposite amor y tiempo en un paciente que además de medicina está necesitado de alguien que le escuche o le brinde un abrazo.

 

 

Bueno, estos mitos de la enfermería son los más comunes que, incluso, pueden llegar a incidir en la elección de un aspirante a estudiar esta carrera. Por eso es importante eliminarlos y examinar todo el valor que aportan a las ciencias de la salud. Quién sabe, en una de esas en tu familia o círculo de amigos se encuentre un extraordinario profesional de este ámbito.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Tu camino profesional puede ser como storyteller