Top
ViveUVM / Vive  / Mitos que existen sobre estudiar la carrera de nutrición
mitos sobre la carrera de nutrición

Mitos que existen sobre estudiar la carrera de nutrición

Si quieres convertirte en uno de los mejores nutriólogos del país, procura que no te agarren distraído con mitos sobre la carrera de nutrición. Toma en cuenta que a veces por ignorancia o desconocimiento acerca de esta profesión, algunas personas tienen ideas equivocadas que pueden confundirte en tu elección.

 

 

Los mitos sobre la carrera de nutrición

 

Nunca falta alguien que piensa en el nutriólogo como una persona que es enemiga de la comida y que desprecia cualquier deseo que sea antojo. También hay quienes lo visualizan como un ser que sobrevive de comer pequeñas porciones de alimentos. ¡Ojo!, nada que ver.

 

 

Recomiéndame una dieta

 

 

En cuanto un vecino o familiar se entera que comenzaste tus estudios universitarios, o que vas apenas en tercer semestre, te piden que les recomiendes un plan nutricional para que bajen de peso. Lo harán convencidos de que tú sabes de todo para que no sufran más por los kilos extra en sus cuerpos. No entienden que no estás apto para eso todavía.

 

 

Te vas a poner bien flaco

 

 

Puede ser que por una fake news o una información errónea dicha por un conocido, tu mamá crea que los nutriólogos cambian drásticamente su alimentación en cuanto inician la universidad. Dicho cambio, según lo que les cuentan, consiste incluso en comer dos veces al día para no engordar.

 

 

¿Y sí puedes comer carne?

 

 

De la mano del punto anterior, basándose en la percepción de que el nutriólogo renuncia a las grasas para comer puro platillo sano, tu mamá también corre el riesgo de dejarse llevar por la ocurrencia de que te transformarás en un ser cien por ciento vegano, y no es así. Comer sano no implica que dejes de consumir proteína animal, sólo hay que saber cuál es la adecuada para ti.

 

 

ESTO TE PUEDE INTERESAR: Únete al detox con los mejores jugos

 

 

Dame una buena rutina de ejercicios

 

 

Entre los que practican fitness, uno que otro despistado considera que tienes nociones de cómo equilibrar ejercicio con alimentación, por lo que te exige sugerencias de actividades físicas en el gimnasio para que crezca el músculo. No comprenden que no eres instructor de gym.

 

 

¿Qué es lo que tengo, doctor?

 

 

Resulta que tu mejor amigo se enfermó del estómago porque le cayeron mal unos tacos que comió en la calle. Al tratarse de comida, de inmediato asume que tú podrás diagnosticar rápidamente si es una infección intestinal o algo más grave. Incluso hasta te solicita una receta de medicamentos.

 

 

Si tú conoces otros mitos sobre la carrera de nutrición, compártelos. Valora que es una profesión con gran demanda y que constituye una oportunidad de empleo en la actualidad, específicamente porque el interés por mantener el cuerpo sano ha ido en incremento.

 

 

ECHA UN VISTAZO A: Cosas que sufrimos al estudiar y nadie nos cree que existen